EEUU crea red para informar sobre reforma de salud

Organizaciones de 34 estados participan en el programa de orientación sobre las alternativas para ciudadanos como parte de la reforma de salud

Washington – El Departamento de Salud anunció hoy que concederá $67 millones a 105 organizaciones y centros médicos de la mayor parte del país para que informen en persona a los ciudadanos que tengan dudas sobre las nuevas opciones de seguros de salud que estarán disponibles el 1 de octubre.

Los 105 intermediarios, denominados “navegadores”, funcionarán como “un recurso en persona para los estadounidenses que quieran más ayuda a la hora de elegir e inscribirse” en los planes a precios rebajados que estarán disponibles a partir de octubre, indicó el departamento en un comunicado.

“Estos navegadores van a ofrecer asistencia en persona en varios estados donde el Gobierno federal está organizando el mercado y en otros donde colabora con los estados para hacerlo”, explicó a periodistas Mayra Álvarez, la directora de política de Salud Pública en la Oficina de la Reforma de Salud estadounidense.

Según la lista oficial de los mediadores, disponible en la página web del Departamento de Salud, organizaciones de 34 estados participan en el programa, entre ellos varios con amplia presencia de hispanos que no tienen seguro médico, como California, Texas o Florida.

Las entidades designadas, en su mayoría centros sanitarios, fundaciones u asociaciones relacionadas con la salud, desplegarán a asistentes “formados para proporcionar información sin sesgos” sobre los nuevos seguros disponibles, de acuerdo con la oficina.

“Todos ellos tienen la obligación de ayudar a la gente en el idioma que prefieran hablar, algo que es importante porque muchos latinos prefieren platicar en español”, indicó Álvarez.

Quienes formen parte del programa deberán superar entre 20 y 30 horas de formación para ser certificados y adherirse a “estrictos estándares de privacidad” para garantizar que pueden manejar la información personal de los ciudadanos, que no están obligados a proporcionar sus números de seguridad social, dijo Álvarez.

En caso de que violen la privacidad de los participantes, los asistentes estarán sujetos a “sanciones penales federales”, apuntó.

La administración confía en que los recursos ayuden a aumentar la información sobre el próximo periodo de implementación de la reforma de salud, que tendrá lugar entre octubre y marzo y en el que los individuos, familias y pequeños negocios que no tengan cobertura médica podrán adquirir un seguro.

Además del programa de los “navegadores”, se invirtió con $150 millones para contratar a 2.900 trabajadores dedicados a informar sobre el proceso en los centros comunitarios de salud de gran parte del país, en los que “casi uno de cada tres pacientes son latinos”, recordó Álvarez.

La entidad homenajeó hoy a más de 100 organizaciones que han ayudado a difundir la información sobre las nuevas opciones de salud, entre ellas el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) o la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).