“Tito Kayak” cuelga los remos tras naufragio en Puerto Rico

El activista Alberto de Jesús, quien navegaba por la libertad del preso político Oscar López Rivera, tuvo que recibir atención médica

San Juan – El activista ambiental Alberto de Jesús (“Tito Kayak”) decidió finalizar su travesía por el Caribe -para exigir la libertad del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera– luego de sufrir un volcamiento en el que perdió su embarcación. El imprevisto lo obligó a retornar a Mayagüez, tras ser rescatado por la Guardia Costanera.

De Jesús había partido desde la costa oeste de Puerto Rico para cruzar el canal de la Mona y así continuar llevando su mensaje de hermandad y solidaridad. Sin embargo, luego de poco más de 15 horas de remo desde Rincón, el manifestante no logró llegar a la playa Sardinera, en el pueblo de Hatillo.

Según informó Ricardo Castrodad, portavoz de la Guardia Costanera de Estados Unidos en la isla, una ola provocó que el kayak de “Tito” se derribara y el boricua se viera obligado a lanzar una señal de emergencia.

El activista fue rescatado cerca de las 8 p.m. y recibió asistencia dentro del barco patrullero que atendió la emergencia. Fue transportado, a eso de la 1:00 a.m. de este viernes, hasta el puerto del oeste.

En una declaración escrita, De Jesús informó que “aproximadamente, a dos millas de la orilla, una ola volcó el kayak, perdiéndose así en el mar el sueño de una ‘kayakeada’ por la hermandad caribeña dedicada a López. La enorme ola fue responsable de que todos los equipos de navegación se perdieran, incluyendo el kayak artesanal con el que se inició esta odisea en la hermana Venezuela”.

“Así como un boxeador cuelga los guantes en su momento, quizás llegó la hora de colgar los remos. Hay en mi ser un sentido de frustración muy grande y doloroso. Tanto por Oscar, como por no poder llegar a colaborar en la reconstrucción de Haití, así como no poder vivir el sueño de darle la mano a Fidel Castro en Cuba. Ni el de poder devolver el kayak a Venezuela en agradecimiento por toda la ayuda. Agradezco a todas y todos los que creyeron en la buena fe del proyecto. Y a todas las personas que me ayudaron, que fueron muchas”, señaló el activista luego de ser dado de alta del Centro Médico de Mayagüez.