Aumentan las peticiones de asilo

Aumentan las peticiones de asilo
El grupo de los "Dreamers" que viajó a México sin visado y luego intentó regresar a Estados Unidos, disparó la atención sobre el programa de asilo.
Foto: ap

PHOENIX, Arizona — Las solicitudes de asilo en Estados Unidos a lo largo de la frontera con México han aumentado más del doble en los últimos tres años a medida que más inmigrantes buscan entrar legalmente al país alegando temores de persecución, según cifras dadas a conocer el viernes por el gobierno federal.

Las llamadas alegaciones creíbles de temor en la frontera llegaron a 14,610 a finales de junio, cuando faltan tres meses para que concluya el año fiscal, reportó el Departamento de Seguridad Nacional. Eso se compara con 6,824 durante todo el año fiscal 2011. Pero el Departamento señala que la cifra es parte de los millones de viajeros que cruzan la frontera legalmente todos los años.

Los números representan lo que se conoce como solicitudes “defensivas” en que los extranjeros llegan a puertos de entrada y solicitan asilo. Pero no incluyen las solicitudes de asilo presentadas en el mismo período por inmigrantes que ya están en el país sin autorización. El departamento, cuyas siglas en inglés son DHS, dijo que esas cifras no están disponibles.

Los números se dieron a conocer el viernes, en parte para disputar información dada a conocer inicialmente por Fox News de que una gran cantidad de ciudadanos mexicanos se han presentado recientemente en puertos de entrada en san Diego para solicitar asilo. Funcionarios del DHS dijeron que los reportes han sido exagerados y califican de “modesto” el aumento en las solicitudes de asilo en esos puertos.

Entre el 1 y el 15 de agosto, informó la entidad, un promedio de 30 personas diarias han presentado solicitudes asilo en puertos de San Diego, entre aproximadamente 170,000 viajeros que cruzan la frontera legalmente a diario.

Los críticos de los esfuerzos por reformar las leyes de inmigración han alegado que esas personas usan la alegación de temor creíble para entrar legalmente al país, citando que temen la violencia de las drogas en México.

El tema cobró nueva atención el mes pasado cuando un grupo de nueve activistas de los derechos de los inmigrantes se presentaron en la frontera de Arizona con México y solicitaron asilo. Después de pasar varias semanas detenidos, fueron liberados en Estados Unidos a la espera de una audiencia ante un juez de inmigración, quien tomará la decisión final sobre su solicitud.

El Departamento de Seguridad Nacional se apresuró a señalar que tales solicitudes de ciudadanos mexicanos rara vez se aprueban y que un 91% se niegan.

Aunque no está claro qué sucederá con los nueve activistas, algunos dicen que su liberación en territorio estadounidense crea un precedente peligroso y pudiera abrumar los puertos de entrada en la frontera con México. Esto ocurre mientras la casa Blanca presiona a los renuentes republicanos de la Cámara de Representantes —quienes son mayoría— a aprobar una reforma integral.