‘EEUU es el futuro’

La frontera detiene el crecimiento, dice embajador mexicano
‘EEUU es el futuro’
Eduardo Medina Mora, embajador mexicano ante EEUU, durante su visita a La Opinión.
Foto: La Opinión - Ciro César

Eduardo Medina Mora dice ser optimista y por ello cree que Estados Unidos, el país donde se desempeña como embajador, es el futuro para la economía mundial.

Sin embargo, aclara, la insuficiente infraestructura en la frontera es el principal obstáculo, además de que la reforma migratoria se le antoja como una oportunidad más para impulsar el crecimiento económico.

“El futuro en el 2040 no va a ser dominado por China, sino todavía por Estados Unidos”, dijo en entrevista el embajador mexicano en una visita que ayer realizó a la redacción de La Opinión.

Medina Mora explicó ese pronóstico: “Porque Estados Unidos tiene el mejor balance en territorio, población, recursos, la mejor dinámica demográfica y la mejor capacidad de innovación en la economía, donde los migrantes tienen un papel fundamental en esta contribución, como la han tenido históricamente”.

Sin embargo, recalcó, las deficiencias de infraestructura en actual frontera que tienen Estados Unidos y México son el principal obstáculo para una mayor integración económica.

México es el principal comprador que tiene Estados Unidos y por lo cual se deben agilizar los cruces de comercio y de personas, apuntó.

“No hay nadie que le compre tanto a Estados Unidos como México, le compra más que China y Japón juntos, casi tanto como toda Europa”, dijo el embajador.

En números, indicó, se trata de una relación binacional de $500 mil millones de dólares al año y de 6 millones de empleos por ese comercio.

Para Medina Mora ese intercambio comercial es gracias al Tratado de Libre Comercio (TLC o NAFTA) que está por cumplir 20 años y al que calificó de exitoso, un acuerdo comercial en el que precisamente él fungió como coordinador del consejo legal durante las negociaciones.

No obstante, apuntó, ninguno de los dos países ha establecido una política pública encaminada a reducir costos y eliminar barreras.

“El obstáculo más importante hacia el crecimiento es la frontera”, insistió. “Es más eficiente de lo que era, mueve más carga y personas que antes, pero sigue siendo insuficiente en infraestructura y en la facilitación del comercio”.

El embajador recalcó que una frontera más eficiente y fluida no está peleada con una frontera segura, que es uno de los puntos clave para la reforma migratoria, que vendría a darle a EEUU una mejor dinámica de crecimiento económico, oportunidades y cohesión social y comunitaria.

“El principal desafío en la relación México-Estados Unidos es construir hacia adelante una visión compartida del espacio económico”, apuntó.

Pero también planteó la reforma migratoria como uno de los retos más importantes para la red consular, ya que con la experiencia de la Acción Diferida o DACA se detectaron necesidades por la alta demanda de documentos para acreditar identidad y permanencia.

“Hemos mejorado la capacidad de la red consular para este propósito”, mencionó. “Tenemos que mejorar los sistemas… traemos algunas iniciativas al respecto [de las actas de nacimiento], así como del fortalecimiento presupuestal y de personal, para que nuestra red consular pueda evitar que [los usuarios] caigan en engaños”.

La reforma migratoria, agregó, es el debate más importante en estos momentos que plantea México y representa una oportunidad para EEUU de construir un futuro mejor.