Un cheque que es muy especial

Sigue a El Diario NY en Facebook

Los llamados “cheques sustitutos” o en inglés Checks 21 —reproducciones especiales de papel del frente y del dorso del cheque original creadas en reemplazo de este— facilitan la transferencia electrónica de imágenes de cheques en lugar del cheque original de papel. El frente del cheque sustituto debe decir en inglés: “Esta es una copia legal de su cheque. Puede usarla de la misma forma que usaría el cheque original”.

No todas las reproducciones de cheques son cheques sustitutos. Por ejemplo, las fotos de cheques múltiples impresas en una página (también conocida como “imagen de estado de cuenta”) que se te devuelve con tu estado de cuenta mensual no son cheques sustitutos. Tampoco lo son las imágenes de cheques en Internet ni las fotocopias del cheque original.

Los bancos crean cheques sustitutos porque a algunas instituciones les resulta más rápido y eficiente el intercambio de imágenes electrónicas de cheques que el transporte de los cheques originales a otros bancos. Sin embargo, en ciertas ocasiones, es necesario que el banco utilice el cheque de papel. Con este fin, Check 21 permite que los bancos preparen y envíen un cheque sustituto obtenido de la imagen electrónica del cheque original.

Tú no puedes exigirle a tu banco que te devuelva el cheque original y, por lo general, la ley no requiere que tu banco lo haga. Muchos bancos destruyen los cheques originales de papel.

El sistema de Check 21 dispone de un procedimiento especial que te permite reclamar un reembolso (también llamado “crédito restituido agilizado”) cuando recibes un cheque sustituto del banco y crees que hubo un error debido al mismo. Por ejemplo, puedes pensar que te cobraron dos veces por el mismo cheque.