La reforma de salud protege a jóvenes hasta los 26 años

Con el Obamacare, muchos jóvenes pueden permanecer dentro del seguro de sus padres aunque no vivan con ellos
La reforma de salud protege a jóvenes hasta los 26 años
Los jóvenes adultos, incluyendo aquellos con discapacidades y enfermedades crónicas, tienen nuevos beneficios con la reforma de salud.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

Los Ángeles — Andrés Castañeda tendrá algo menos de qué preocuparse cuando se vaya a la universidad —pagar un seguro médico.

Gracias a la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), conocida como “Obamacare”, ahora este jóven de 17 años puede permanecer dentro del seguro de sus padres hasta que tenga 26 años.

“¡No lo sabía, pero esto es increíble!”, dijo Castañeda, quien terminó su último año de preparatoria en junio y se prepara para estudiar psicología.

La ACA ahora ofrece a los jóvenes como Castañeda, opciones más asequibles para obtener seguro médico. Expertos de la salud aseguran que la nueva ley brinda seguridad a las familias, además de los nuevos beneficios que exigen más responsabilidad por parte de las compañías aseguradoras, como prohibir que cancelen pólizas de seguros por condiciones preexistentes del paciente.

“Esta es la generación que se considera ‘invencible’”, dijo Michele Stillwell-Parvensky, del Children’s Defense Fund, una organización nacional que aboga por la juventud. “Pero cabe la posibilidad de que ‘alguna’ enfermedad los lleve a una gran deuda”.

Bajo la histórica ley, los jóvenes adultos, incluyendo aquellos con discapacidades y enfermedades crónicas, tienen varios nuevos beneficios. Por ejemplo, ahora pueden permanecer en el seguro médico de sus padres hasta los 26 años, aunque no vivan con ellos, e incluso si aún no se han graduado de la universidad.

Las aseguradoras tampoco pueden negarles cobertura a los menores de 19 años que tienen condiciones médicas preexistentes, tales como el asma o la diabetes, y este aspecto de la ley se extenderá a todos los adultos en el 2014.

Dicha legislación también le prohíbe a las compañías de seguro que pongan límites anuales en la cobertura médica.

Desde que entró en vigor la ley en septiembre del 2010, alrededor de 3.1 millones de adultos jóvenes en EE.UU. (incluyendo 913 mil latinos), están recibiendo una mayor cobertura en cuanto a servicios de prevención, debido al Obamacare. Eso significa que los padres ya no tienen que costear los co-pagos para recibir acceso a visitas médicas rutinarias, donde obtienen vacunas y exámenes.

“Esto es algo buenísimo, ya que un costo menor significa un mayor acceso y una mayor disposición para recibir cuidados médicos. La gente es más propensa a recibir atención preventiva cuando se inscribe a un plan de salud”, agregó Stillwell-Parvensky.

“Podrán mantenerse sanos, y si hay algún problema, podrán ver a un especialista y resolver el problema antes de que la condición empeore”, acotó.

La reforma de salud, aparentemente, no ha tomado por sorpresa a los estudiantes. Varios alumnos entrevistados en una preparatoria sabían el significado de Obamacare.

Los que no sabían que podrían permanecer en el seguro de sus padres hasta los 26 años recibieron la noticia con los brazos abiertos.

“¡Wow, esto es fantástico!”, exclamo José Sustaita, de 17 años, que carece de seguro médico. “Eso le ayudaría a mucha gente a ir a sus visitas médicas y dentales. Esto es algo muy positivo. ¡Especialmente para (la comunidad) de bajos ingresos!”.

La estudiante Yeimi Cortez lo puso bien claro. “Esto va a beneficiar a una gran cantidad de jóvenes que van a la universidad”, dijo la jovencita de 18 años, que no sabía si tenía seguro de salud. “¡Qué idea tan fantástica!”.

Este artículo fue producido por La Opinión para la campaña Asegúrate, con el respaldo de The California Endowment.

Antes, cuando salían de la secundaria o el college (universidad), los jóvenes tenían que esperar hasta conseguir un trabajo que les ofreciera un seguro médico, período durante el cual podrían sufrir un accidente o padecer una enfermedad grave y por ende no tener la posibilidad de pagar por cualquier emergencia médica. Muchos terminaban con grandes deudas en los hospitales.

Además, esta provisión de la nueva ley también busca educar a los latinos jóvenes para que sean más pro-activos con su salud y entiendan la importancia de obtener el cuidado preventivo necesario para mantenerse saludables.

Comparados con el resto de la población de Estados Unidos, una gran parte de los latinos en este país son niños y adultos jóvenes, mientras que una menor cantidad la conforman las personas mayores de 65 años. Se estima que:

47% de los hispanos (casi la mitad) tiene menos de 26 años, en comparación con 35% de todos los residentes de EE.UU.

3.1 millones de adultos jóvenes que no tenían seguro obtuvieron cobertura al poder entrar al plan de sus padres.

Casi un millón de latinos jóvenes han entrado al seguro de sus padres.

160,000 jóvenes neoyorquinos entraron al seguro de sus padres a partir de diciembre de 2011, gracias a la nueva ley de salud.

Fuente: Kaiser Family Foundation y Cuidadodesalud.gov.

Más información

Para más información, visite: www.cuidadodesalud.gov y

healthbenefitexchange.ny.gov