Tortas con sabor a fútbol en Queens (fotos)

Los equipos del balompié mexicano sirven de inspiración al camión de comida de Galdino Molinero
Tortas con sabor a fútbol en Queens (fotos)
La oferta es variada en "Tortas Neza", donde se mezcla la pasión por el fútbol mexicano y la cocina.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York — El pan se rellena con chorizo para el Diablo, queso de puerco para el Puma, huevos para el Chiva y pollo para el Águila. Todo esto se acompaña de quesillo, aguacate, tomate, frijoles y chile.

Así es como toman forma cada una de las gigantescas tortas salidas del ingenio de Galdino Molinero, quien, como buen director técnico, encontró la receta perfecta para mezclar su pasión por el fútbol mexicano y la cocina, y así crear la alineación que ha popularizado a su camión de comida “Tortas Neza”, ubicado en el cruce de la Avenida Roosevelt y la calle 111, en Queens.

“Pues yo empecé a hacer tortas… pues haciendo tortas (risas)”, dijo Molinero sobre cómo inició en su oficio. “Yo trabajé en cocina en muchos sitios, como la NFL, las Naciones Unidas y el Rockefeller Center. Ahí yo era chef de ensaladas, no de tortas”.

Ahora, 14 años después de haber comenzado a vender el producto, que cargaba en una mochila, el mexicano administra su camión que ya es parte del paisaje urbano de esa zona de la ciudad. Y es que la ‘troca’ resalta al estar pintada con los colores azul y oro, representativos del equipo Pumas de la UNAM.

“Soy Pumas de corazón, carnal. Pumas de corazón y Neza de nacimiento”, aseguró sin titubear, el originario de Ciudad Nezahualcóyotl, barrio bravo y cuna de boxeadores al oriente de Ciudad de México.

Siempre de buen humor, el ‘Tortas’, como se le conoce en el barrio, recordó que tras quedar incapacitado para trabajar por una lesión en la rodilla hace 14 años, un amigo le sugirió que vendiera la comida en las canchas del parque.

“Yo no quería porque, ¿cómo iba a andar vendiendo en muletas? Pero al final mi amigo me trajo todo para prepararlas”, relató. “Para mi primera venta hicimos 15 tortas de jamón. Todavía ni se terminaba el primer tiempo del partido y ya se me habían acabado todas”.

Para la semana siguiente prepararon 25 que se acabaron “de volada”, o sea igual de pronto que las de la semana anterior.

El tiempo pasó. Su lesión en la rodilla sanó. Molinero volvió a su trabajo como chef de ensaladas, pero ya con la fama de preparar muy buenas tortas, por lo que no dejó de lado a su clientela del parque.

“Ya nada más vendía tortas los sábados y domingos. Pero ya no eran 25, sino entre 150 y 200 cada fin de semana”, comentó.

Tras cuatro años de dedicarse a la labor como un trabajo adicional, el hispano decidió abrir en Queens un restaurante en la misma esquina en la que hoy tiene su camión. Aunque sus tortas se popularizaron, tuvo que bregar con problemas con el local, por lo que mudó su negocio al área de Woodside.

Fue ahí, hace siete años, que nació el menú basado en los equipos del fútbol mexicano, algo que le dio el toque especial a sus creaciones.

“Eso salió jugando con uno de mis hermanos. Somos una familia de fútbol”, dijo. “Me senté con mi hermano y creamos el menú. La primera que salió fue la ‘Toros Neza’, esa era la principal, y le pusimos chorizo con carne porque eso es lo que se come allá”.

Así, con meticulosidad e ingenio, se fueron creando cada una de las tortas que ahora conforman la primera división de las ‘Tortas Neza’, aunque hay algunas que no le gustaría preparar por razones de pasión.

“A la ‘América’, esos pollos, le pusimos pechuga. ‘Cruz Azul’, los albañiles, comen un bistec. ‘Las Chivas’, con ese Jorge Vergara de dueño les faltan… pues la hicimos de huevos y le agregamos chorizo. Así se comenzó a armar el menú”, explicó.

Mientras que unas tortas tienen ingredientes representativos del lugar donde juega el equipo, como la “Toluqueña” que lleva chorizo, típico de Toluca, o la “Monarcas” que lleva puerco frito, típico de Michoacán, otras son producto de la inventiva del cocinero, como la Tecos que es de huevo con salchicha.

“Le llegué a preguntar a varias personas de diferentes lugares del país, qué era lo que se comía allá de donde eran ellos y no me sabían decir, así que me tuve que poner creativo con esas”, contó.

Su negocio también es bueno para ver partidos de fútbol, ya que cuenta con una pantalla plana para el deleite de sus comensales.

“Todos los partidos nos los aventamos aquí. La gente viene a comerse su torta y a ver el juego”, afirmó.

Con precios que van desde $6 por la “Torta Potros Atlante”, hasta $14 por la “Pumas”, cualquiera que coma en el negocio debe estar seguro de que la comida es preparada ese mismo día sin utilizar productos enlatados.

“El pan me lo hacen especialmente cada día. Si yo no pongo la orden no lo hornean. Ninguna de mis tortas tiene chile chipotle porque ese sólo se consigue enlatado”, detalló.

Molinero tiene consentidas, pero asegura que ninguna se vende más que la otra.

“Ya sea por lo económico o porque les gustan, todas se vende. Hasta la de las guajolotas y ‘Las Chivas’ también se venden”, aseguró.

Mientras que algunos de los equipos en su menú han desaparecido y otras escuadras comenzaron a figurar en la liga mexicana, el ‘Tortas’ se mantiene fiel a su carta.

“No tengo torta de los Xolos (Tijuana), pero la gente me la está pidiendo mucho. Pienso en a lo mejor cambiar la del Necaxa, pero no creo. Hay que respetar el menú principal”, finalizó.