Culpan a policía por muerte en revuelta

Culpan a policía por muerte en revuelta
Enfrentamiento entre policías y militares en el 2010 durante una sublevación contra el Gobieno.
Foto: archivo

Quito/EFE — Un tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador declaró culpable a un exteniente de la Policía por la muerte de un joven durante la sublevación policial de septiembre de 2010, que el Gobierno ecuatoriano interpretó como un intento de golpe de Estado.

El Tribunal Primero de Garantías Penales de la provincia de Pichincha (cuya capital es Quito) declaró culpable al expolicía Francisco Guzmán, como autor material del delito de “homicidio simple” del joven Juan Pablo Bolaños, fallecido por disparos.

La acusación presentada por la fiscal del caso, Paola Gallardo, se basó en testimonios, exámenes balísticos y otras evidencias, informó el diario El Telégrafo en su versión digital.

Al terminar la audiencia, el tribunal indicó que la pena que aplicará al acusado se informará próximamente.

Bolaños, estudiante de Economía de la Universidad Central estatal de Quito fue uno de las cinco personas que fallecieron en Quito durante la sublevación de agentes el 30 de septiembre de 2010, que se concentró en las inmediaciones de un hospital policial.

Ese día, el estudiante recibió un disparo cuando protestaba en las cercanías del hospital, donde se encontraba retenido el presidente del país, Rafael Correa.

La revuelta había empezado como una protesta de los agentes por temas salariales, pero luego se convirtió en un alzamiento de proporciones.

El presidente Correa, que había acudido al lugar para intentar sofocar la protesta, tuvo que refugiarse en el hospital, ante el acecho de policías disconformes, de donde salió nueve horas después tras una operación militar efectuada en medio de un intenso tiroteo.