Ichiro Suzuki llega a 4 mil imparables (Video)

El toletero japonés de los Yankees logró la cifra combinada en su carrera tanto en Japón como en MLB, se pone a 191 de Ty Cobb y a 256 de Pete Rose, líder de todos los tiempos.
Ichiro Suzuki llega a 4 mil imparables (Video)
El nipón logró la hazaña apenas en su primer turno del partido.
Foto: AP

NUEVA YORK— Ichiro Suzuki estaba abrumado por la muestra generalizada de afecto que le brindaron los Yanquis después de conectar su hit número 4 mil, una cifra que es testimonio de la trayectoria brillante del japonés tanto en la liga de su país como en las mayores.

Pero faltaba otra celebración, igual de jubilosa. Llegó cuando el dominicano Alfonso Soriano rompió el empate con un jonrón en la octava entrada.

Soriano empalmó su cuadrangular de dos carreras frente a R.A. Dickey, cuando había dos outs, y los Yankees recetaron el miércoles a los Azulejos de Toronto su 12da derrota consecutiva en Nueva York al vencerlos por 4-2.

“Es increíble, 4.000 hits”, dijo Soriano sobre el hito alcanzado por Suzuki, el cual toma en cuenta su trayectoria tanto en Japón como en las Grandes Ligas. “Para llegar a 4,000 hits tienes que ser un bateador grande”.

Suzuki, de 39 años, pegó una línea al jardín izquierdo, también frente a Dickey (9-12), en la primera entrada. La pelota eludió la zambullida del antesalista Brett Lawrie.

Pete Rose, con 4,256 inatrapables, y Ty Cobb, con 4,191, son los únicos bateadores que han rebasado la cifra de 4,000 en las Grandes Ligas.

Suzuki rompió además un empate con Lou Gehrig cuando logró su imparable 2,722 en las mayores en su 13era temporada. El jardinero totalizó 1,278 hits en nueve campañas con el club Orix de la Liga del Pacífico de Japón.

Sus compañeros de los Yankees salieron de la cueva y acudieron a la primera base, para felicitar a Suzuki, quien sonriente, miró hacia el graderío e hizo una primera reverencia. Luego, realizó otras, incluida una última hacia la caseta de los Azulejos.

“Cuando mis compañeros salieron hacia la primera base fue algo muy especial. Y también fue estupendo ver a los aficionados. Yo no esperaba que estuvieran tan alegres, y eso hizo que esta noche fuera muy especial“, dijo Suzuki.

“Nunca quieres ser el lanzador que permita el hito”, dijo Dickey. “Pese a eso, reconozco que es un logro increíble”.