John Liu apuesta a voto de minorías en NYC

Para el aspirante a la alcaldía, estos grupos no han sido tomados en cuenta en los sondeos
John Liu apuesta a voto de minorías en NYC
El contralor y candidato a la alcaldía de Nueva York, John Liu, durante su visita a El Diario/La Prensa.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

Nueva York— Convencido de que cuenta con el voto de los asiáticos, latinos y varios sindicatos, el Contralor de la ciudad y candidato a la alcaldía de Nueva York, John Liu, no se da por vencido.

Según el aspirante, las minorías no han sido tomadas en cuenta totalmente en los sondeos. “Sólo el voto asiático representa un 15% del electorado y 13 % de la población de Nueva York“.

Las encuestas recientes lo mantienen en quinto lugar en la intención del voto.

Sin embargo, el funcionario insistió ayer en junta editorial con El Diario-La Prensa que el “10 de septiembre vamos a lograr buenos resultados en las urnas”.

Recordó que mientras era candidato para Contralor en 2009, las encuestas lo tenían en desventaja con sus contrincantes.

Sobre los retos que enfrenta, admitió que aún lo persigue la sombra de la investigación federal sobre fondos a su campaña en 2009. “Han sido cuatro años de una cacería de brujas, sin bruja”.

El postulante insistió en que ningún aspirante puede hablar sobre el mal manejo de donaciones porque todo se hizo acorde con el “sistema establecido”.

“Es lo único que tienen en mi contra. No pueden juzgar mi labor como Contralor porque he cumplido todo lo que prometí”, indicó tras mencionar que existen “fuerzas externas” que buscan impedir su elección como alcalde.

Se quejó de que los medios de comunicación anglosajones lo marginaron.

“Me han lanzado curvas, no por cosas que yo hiciera mal sino por intereses ajenos a mi campaña; llevan dos años diciendo que mi campaña está muerta. Sin embargo, estamos vivos, sólo tenemos que trabajar más duro”, agregó Liu.

Sobre los cambios que tiene planeado para la Gran Manzana, adelantó que transformará la agencia de Desarrollo Económico de la Ciudad para frenar el despilfarro que beneficia a los intereses corporativos e ignora las necesidades de la comunidad.

En otro tema, indicó que el salario mínimo en Nueva York debería ser $11.50 la hora.