Niña de Filadelfia vuelve a casa tras doble trasplante

La pequeña de 10 años fue dada de alta tras pasar seis meses en un hospital donde recibió dos pulmones
Sigue a El Diario NY en Facebook
Niña de Filadelfia vuelve a casa tras doble trasplante
Sarah Murnaghan cuando salía del hospital este martes tras permanecer ingresada seis meses.
Foto: AP

Filadelfia — Una niña de 10 años cuya necesidad de nuevos pulmones desató un debate en todo Estados Unidos sobre la concesión de órganos donados regresó a su casa este martes tras una estancia de seis meses en el hospital.

Sarah Murnaghan, de Pensilvania, fue dada de alta del Hospital Infantil de Filadelfia, dijo una vocera de la familia. Fue llevada después a su casa en Newtown Square, donde la entrada lucía adornada con globos y un gran letrero que decía “Bievenida a casa, Sarah”.

Sarah recibió dos pulmones durante el tercer trimestre mientras luchaba con la fibrosis cística. La operación tuvo lugar después que un juez federal intervino en la demanda de sus padres y se opuso a las normas nacionales de trasplantes, que la había colocado al final de una lista de espera de pulmones de adultos.

La madre de Sarah Murnaghan publicó un mensaje en Facebook anunciando que sería dada de alta este martes del hospital.

Janet Murnaghan dijo en un correo colgado en Facebook el lunes por la noche que ella y su hija “lloraron de alegría”.

“Ingresamos en el hospital el 19 de febrero, hace más de seis meses. Nunca imaginé el camino que nos aguardaba”, escribió Murnaghan, agradeciendo a Dios, a los donantes de Sarah y a todos aquellos que respaldaron a la familia.

El domingo, Murnaghan dijo que su hija fue desconectada del oxígeno, aunque sigue recibiendo ayuda de una máquina para respirar y ha comenzado a caminar con la ayuda de una plataforma rodada, aventurándose incluso al exterior.

“Mi hermana destacó que hoy es el cumpleaños de nuestra madre: murió hace 11 años”, dijo Murnaghan el sábado en Facebook. “Y hoy es el primer día que Sarah no ha necesitado suplemento de oxígeno alguno. Un milagro del cielo”.

La vocera de la familia Tracy Simon dijo que la recuperación de Sarah está centrada ahora en fortalecer sus músculos para que no tenga que usar más un tubo respiratorio. Agregó que Sarah se recuperó de una neumonía causada por el tubo.

El primer par de pulmones de Sarah no prosperó tras el trasplante del 12 de junio. Un segundo par fue trasplantado tres días después.

Sus padres presentaron una demanda para que fuera cambiada la política de trasplantes que la colocó en el último lugar para pacientes de 12 años o más. Tras la intervención del juez federal, la Red de Obtención y Trasplante de Órganos —un grupo privado sin fines de lucro que organiza la localización de órganos— incluyó a Sarah en la lista de adultos.