Tacos y mezcal

Un restaurante de EEUU quiere transportarle a la capital mexicana.
Tacos y mezcal
Cebollitas para acompañar los tacos.
Foto: Cortesía Carlos Wittenstein y Rafael Iglesias

Nueva York — Entre, siéntese, pida sus tacos al carbón, anotándolos con lápiz y papel, y si le apetece, escoja alguno de los 24 diferentes mezcales disponibles. La idea es que sienta que está de visita en el D.F. mexicano.

Bajo ese concepto sencillo, abrió sus puertas recientemente Sembrado, un restaurante que según su dueño, el chef Danny Mena, busca traer a Manhattan el verdadero sabor y ambiente de los pequeños locales especializados en tacos de la capital de México.

“La idea es crear una taquería del tipo que se puede encontrar allá. No solo por la autenticidad de su cocina, sino por el ambiente y la decoración”, señala Mena, conocido por su restaurante Hecho en Dumbo, de Brooklyn. “Que los neoyorquinos coman y beban como los mexicanos“.

La especialidad de la casa son los tacos al pastor, y para lograr su autenticidad se preparan en el “trompo”, un aparato donde la carne de cerdo adobada y finamente rebanada, junto a trozos de piña, se va cocinando lentamente mientras gira.

“El trompo logra un sabor, que a pesar de su simplicidad, refleja los fundamentos de la comida mexicana”, agrega Mena, asegurando que son pocos los lugares en Nueva York que lo poseen para la preparación de los tacos.

Además de al pastor, Sembrado los tiene de cecina, bistec, puerco, chuleta, nopal, hongos, pollo, pescado y costilla ($3.50-$4). Para acompañar los tacos, puede pedir guacamole, frijoles de olla, chicharrón de queso o cebollitas preparadas ($3.50-$9), entre otros platos típicos.

El segundo fuerte de la casa es la variedad de mezcales que ofrece. Tanto así, que Mena se atreve a llamarlo una “mezcalería”. Para preparar los tragos, el chef reclutó al mixólogo César Chávez, quien viene de trabajar de conocidos lugares, como Apotheke.

“Queremos que la gente lo conozca, que aprenda sobre su variedad de sabores, ya que a diferencia del tequila, que está hecho con un solo tipo de planta, el mezcal se saca de unos 50 tipos de magueyes”, explica Chávez. “Aquí lo mezclamos con cilantro, jalapeño, chiles, jugos de piña, de sandía. Los resultados son increíbles”.

El mixólogo asegura que muchos se sorprenden con el sabor ahumado que tiene ese licor, y que a pesar de la variedad de cocteles que tiene en su menú, siempre recomienda que sus clientes disfruten del mezcal puro, como se toma en su país.

“Para degustarlo nada mejor que su sal de gusano y un trocito de naranja”, agrega.

Sembrado está ubicado en el 432 E. de la calle13, Manhattan. www.sembradonyc.com.