Del Potro con talento y fe en el US Open

Con la "bendición" del papa Francisco, el argentino busca llegar a la final en el torneo de tenis que se realiza en Nueva York
Del Potro con talento y fe en el US Open
El tenista Juan Martín del Potro sabe que tiene un duro contendiente en el veterano Lleyton Hewitt.
Foto: EFE / Justin Lane

NUEVA YORK – Talento, preparación y mucha fe son las armas de Juan Martín del Potro en el competitivo mundo del tenis.

¿Cuánto influye la fe mientras juegas?, preguntamos al argentino de 24 años, un católico confeso que en 2009 ganó el US Open, su primer y único torneo grande.

“Bastante. Siempre hay que tener fe, la esperanza nunca se pierde”, respondió el joven, cuya carrera está volviendo a despuntar tras superar varias lesiones que lo agobiaron desde 2010. “A veces, los partidos se dan vuelta y uno gana pensando positivo y con la ayuda de Dios”.

En mayo, antes de jugar el torneo de Roma, Del Potro fue recibido por el papa Francisco en El Vaticano.

“Algo increíble, de lo mejor que he vivido en mi vida, fuera del tenis”, dijo el espigado jugador sobre el encuentro con el Sumo Pontífice, también argentino. “Pocas personas tienen la oportunidad de verlo, la oportunidad de compartir un rato con él y para mí, tanto como para mi familia, fue algo impresionante, que nunca lo voy a olvidar”.

Del Potro atesora tanto ese encuentro con el jefe de la Iglesia Católica como el título logrado en Nueva York, aunque sabe que no hay comparación. “Son cosas diferentes…Creo que eso es algo inigualable”, destacó.

Contento por haber ganado ayer la primera batalla en el Abierto de Tenis al español Guillermo García López, en un duelo reñido 6-3, 6-7 (7-5), 6-4, 7-6 (9-7) que se complicó por la lluvia, Del Potro sabe que hoy tiene otro hueso duro que roer en el veterano Lleyton Hewitt.

“Va a ser otro gran partido para mí”, indicó el deportista, cabeza de serie No. 6, sobre el enfrentamiento entre dos ganadores del torneo.

“Es un gran campeón, tiene mucha experiencia; le gusta jugar los partidos difíciles”, opinó sobre el australiano, aunque agregó que tratará de hacer lo mejor posible “sabiendo que tengo un rival de muy buen nivel y que es muy peligroso”.

Aunque todavía hay preocupación por la muñeca, el 2013 parece ser el año de resurgimiento del tenista de Tandil.

Llegó a Nueva York precedido por éxitos importantes: el 4 de agosto ganó su tercer trofeo de Washington, uniéndose a su compatriota Guillermo Vilas como tricampeón del evento. En la final, se impuso al estadounidense John Isner, para el 15to título de su carrera.

En febrero, Del Potro se llevó el Abierto de Rotterdam, venciendo al francés Julien Benneteau. Eso era el preámbulo de lo que sería una brillante actuación en el césped de Wimbledon, donde perdió la semifinal ante el serbio Novak Djokovic, en una batalla épica que se extendió a cinco sets tras casi cinco horas de juego.

Del Potro sabe que el partido de hoy “también va a ser súper complicado”. Hewitt viene de vencer al estadounidense Brian Baker 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4. Pero tiene fe de que puede seguir acortando distancias con los cuatro mejores del mundo y llegar a otra final en NY, que describió como su torneo favorito.