El COI se toma Buenos Aires

El COI se toma   Buenos Aires
Empleados adecuan el lugar donde tendrá lugar la 125 sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) en Buenos Aires (Argentina).
Foto: efe

BUENOS AIRES/AP — Acompañado por líderes políticos, miembros de la realeza y afamados deportistas, el movimiento olímpico copó la capital de Argentina, cuyos habitantes respiran fútbol por todos los poros y que en general siguen con indiferencia semejante despliegue.

Los cinco anillos coloridos y entrelazados, iconos del olimpismo, solo se divisan en los alrededores del hotel que albergará la reunión en la que entre el viernes y el martes se decidirán tres cuestiones clave: la ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2020; el sucesor del actual presidente del COI, Jacques Rogge; y un deporte para añadir al programa dentro de seis años.

El hotel y su vecina carpa para la prensa están blindados por la seguridad. Pero a menos de 200 metros de los alrededores del lugar conocido como Puerto Madero, casi a la vera del Río de la Plata, no hay vestigios de la inminencia de una reunión de semejante magnitud con unas 7,000 personas, según cálculos de la subsecretaría de Deportes de la ciudad de Buenos Aires.

Tokio, Madrid y Estambul son las tres candidatas; seis son los aspirantes a suceder al belga Rogge, entre ellos el favorito alemán Thomas Bach y el puertorriqueño Richard Carrión; y la lucha, el squash y la candidatura conjunta del béisbol y el sóftbol pulsearán por un lugar en los Juegos de 2020.

Lo más atractivo es la puja entre las tres ciudades en la que la favorita es Tokio, sede de los juegos de 1964 y que además se postuló para los de 1960 y 2016. Madrid fue candidata para los juegos de 1972, 2012 y 2016 y Estambul para los de 2000, 2004, 2008 y 2012.

Algunas de las personalidades que apoyarán las candidaturas son el jefe del gobierno español Mariano Rajoy y los primeros ministros Shinzo Abe (Japón) y Recep Tayyip Erdogan (Turquía).

Y algunos de los que acercarán su perfume real son los príncipes Felipe y Letizia de España; Alberto de Mónaco; Federico de Dinamarca; la princesa Ana de Inglaterra y la princesas Akiko y Takamado de Japón, dijo el comité organizador.

Entre los deportistas, Madrid contará con el apoyo del basquetbolista Paul Gasol (medalla de plata olímpica en Beijing 2008 y Londres 2012), además del futbolista argentino Lionel Messi; Tokio tendrá en su numerosa comitiva a Yuko Arakida (campeona olímpica de vóleibol en Montreal 1976) y Hitoni Obara, oro en lucha en los últimos juegos; y Turquía contará con el aliento de su raqueta número uno Pemra Ozgen.

La elección de la sede, el episodio más atractivo de estas reuniones, será el sábado y en la primera ronda votarán 101 de los 106 miembros del COI, ya que no pueden hacerlo ni Rogge ni los cuatro miembros cuya nacionalidad coincide con una de la sede candidata.

Si una de las tres candidatas obtiene la mayoría absoluta de los votos, será electa como sede del 2020. Si ninguna obtiene esa mayoría, la candidata menos votada quedará eliminad automáticamente y en la siguiente etapa se elegirá entre las dos ciudades sobrevivientes.

Por supuesto que todos los votos valen uno, por lo tanto el de Argentina es tan importante como el de cualquier otro.

A sabiendas de que el fútbol en este país es pasión, Madrid y Estambul le apuntaron a ese flanco.

El presidente de la candidatura de Madrid, Alejandro Blanco, dijo que en Buenos Aires recibió el respaldo de Boca Juniors y River Plate, los dos equipos más populares, y que en los próximos días estrechará lazos con San Lorenzo, del cual es hincha el papa Francisco.

Se estima que más de 1,000 millones de personas seguirán en vivo las reuniones, gracias al Olympic Broadcasting Sistem (OBS), el canal de televisión del COI.