Efectos del 11 de Septiembre en EEUU

Sigue a El Diario NY en Facebook
Efectos del 11 de Septiembre en EEUU
Una imagen del 11-S cuando uno de los aviones impactó en una de las torres gemelas del World Trade Center.
Foto: Archivo

Ya son exactamente 12 años después de aquel horrendo día que nos puso de luto. No fue solo una tragedia norteamericana, sino fue un ultraje al mundo. A excepción de aquellos que se deleitan con el terror de la gente, todos sentimos y sufrimos la muerte de miles de inocentes a manos de un grupo de intolerantes religiosos.

Uno de los grandes de la sociología y filosofía latinoamericana, René Zabaleta Mercado, analizó la historia de la sociedad boliviana para entender los cambios que se gestaron en su interior.

Ya son exactamente 12 años después de aquel horrendo día que nos puso de luto. No fue solo una tragedia norteamericana, sino fue un ultraje al mundo. A excepción de aquellos que se deleitan con el terror de la gente, todos sentimos y sufrimos la muerte de miles de inocentes a manos de un grupo de intolerantes religiosos.

Uno de los grandes de la sociología y filosofía latinoamericana, René Zabaleta Mercado, analizó la historia de la sociedad boliviana para entender los cambios que se gestaron en su interior.

De acuerdo su perspectiva, las transformaciones y los cambios de la sociedad son originados por momentos Constitutivos. Es decir, aquellos hechos sociales o naturales que motivan la movilización de la gente y producen cambios estructurales.

El análisis del sociólogo boliviano puede hacerse extensivo a un ámbito global, especialmente si queremos tener una comprensión más metódica de lo sucedido en Septiembre 11, cuando terroristas de Al Qaeda secuestraron aeronaves de una empresa norteamericana y las estrellaron contra las torres gemelas de New York.

Hubo muchos Momentos Constitutivos que promovieron cambios históricos en el mundo. Para no anclarnos demasiado en la historia, empecemos con algunos que ocurrieron en el Siglo XV.

La guerra de los 30 años (1618-1648) en Europa produjo uno de las catástrofes más sangrientas de la historia. Se inició con el decaimiento de la Iglesia Católica y la subsecuente multiplicación de religiones protestantes. Fue una guerra de cristianos contra cristianos, pero luego se convirtió en guerra por la soberanía de las naciones.

Al final, las diversas naciones europeas firmaron el Tratado de Westfalia para poner fin a la matanza. Algunos de los grandes logros de este Tratado fue la autonomía de los nuevos Estados-nación, el establecimiento del Absolutismo Real y la independencia religiosa de las naciones.

Otros Momentos Constitutivos mundiales fueron la Revolución Francesa y la Independencia de Estados Unidos. Por una parte, la Revolución Francesa acabó con los gobiernos Absolutistas de los reyes y puso en el pasado al feudalismo y sus castas sociales.

La Independencia de Estados Unidos, por otra parte, introdujo un nuevo sistema político en el mundo. Fue el primer gobierno democrático que se estableció después de la Polis griegas. La democracia incipiente estadounidense — no todos los ciudadanos podían votar— y la Revolución Francesa fueron bases ideológicas para que otros países del mundo, particularmente en América Latina, buscaran la independencia, la democracia y la libertad política.

Luego vino la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y otros eventos globales que las antecedieron y promovieron cambios estructurales.

Septiembre 11 es el último Momento Constitutivo mundial. Después de este evento, ya no somos como antes. Nuestra visión de libertad dentro de un contexto nacional poco a poco desaparece porque los países ya no están en capacidad de proveerlos. Pareciera que el mundo busca imperiosamente un organismo mundial –algo mejor que la ONU— para resolver los nuevos retos.