Acusado de matar boxeador en El Bronx pide matrimonio en juicio

José Coimbre está siendo juzgado por asesinar a Ronney "Venezuela" Vargas y le propuso casarse a su compañera sentimental en pleno proceso
Acusado de matar boxeador en El Bronx pide matrimonio en juicio
José Coimbre está acusado de asesinar a Ronney "Venezuela" Vargas (en la foto), el 16 agosto 2008.
Foto: Archivo

EL BRONX — El acusado de asesinar a una joven promesa del boxeo se hizo notar una vez ayer al proponerle matrimonio a la madre de sus hijos en la corte criminal de El Bronx, donde se procedía a seleccionar al jurado que decidirá su culpabilidad o inocencia.

José Coimbre, de 31 años, utilizó una hoja de papel para escribir las habituales palabras de la propuesta matrimonial en enormes letras y —girándose hacia la sala donde se encontraba la mujer— se la mostró. Preguntada sobre cuál sería su respuesta, ésta declinó responder —como hace regularmente— e incluso dijo “no haber visto nada”.

Coimbre está acusado de matar a Ronney “Venezuela” Vargas, de 20 años, el 16 agosto de 2008. Vargas acababa de iniciar su carrera profesional de boxeador y prometía un brillante futuro en este deporte.

Ayer se inició la cuarta semana dedicada a la selección del jurado del caso. Uno de los jurados ya seleccionados después de tres accidentadas y arduas semanas pidió que se la relevara. La mujer —identificada como jurado número 4— expuso que su empresa sólo le pagaría dos semanas durante el juicio que, se estima, durará cuatro semanas o más.

“Soy madre soltera y llevo a mis hijos a una escuela privada, no podría pagar mis cuentas”, afirmó la jurado. “¿Cómo no dijo esto antes? Es mucho más difícil relevarles cuando han sido elegidos como jurado”, le increpó el juez James M. Kindle. Recordándole que tuvo múltiples ocasiones para decirlo a lo largo del proceso, el juez le informó que la paga por servicio de jurado son $40 por día. “¿Eso supondría una diferencia?”, a lo que ella respondió que no.

La jurado número 4 fue relevada, pero no así la número 11 que simplemente informó que en su camino a la casa se dio cuenta que estaba pasando por el lugar del crimen. “Solamente lo traigo a su atención porque usted nos lo dijo antes de irnos”, declaró la jurado número 11. Tras preguntarle si eso afectaría su imparcialidad y ésta al contestar que no, se le mantuvo en el panel.

A lo largo del día se siguió entrevistando a potenciales jurados finalizando con la selección de los cinco que faltaban. Uno reemplazando a la jurado número 4 y los restantes como jurados alternos, en previsión de que alguna emergencia precise el relevo de los titulares.

El jurado fue convocado para el 16 de octubre en que se iniciará el juicio, debido a vacaciones del abogado defensor, Patrick Watts, y compromisos anticipados del juez.