Inquilinos en El Bronx denuncian cargos en renta

Muchos arrendatarios reciben cobros adicionales en su alquiler mensual que suman hasta $600 anuales
Inquilinos en El Bronx denuncian cargos en renta
La puertorriqueña Nilda Hock, quien vive hace 40 años en 1520 de la Avenida Sheridan, muestra el documento con los pagos extras.
Foto: EDLP Zaira Cortés

Nueva York — Para muchos neoyorquinos, vivir en un apartamento con renta estabilizada significa el sueño de no sufrir aumentos de la renta regularmente. Sin embargo, según un reporte, inquilinos en El Bronx reciben cada mes cargos adicionales inesperados que suman hasta un promedio de $600 anuales. Se trata de una estrategia de los caseros para empujar al desalojo.

“Es una práctica de intimidación común en la Ciudad, pero El Bronx es el condado más afectado, por su alta concentración de edificios de renta estabilizada”, indicó Patricia Torres, organizadora de la organización Acción Comunitaria para Departamentos Seguros (CASA).

“Cargos adicionales: Cómo la vivienda accesible se hace inaccesible”, divulgado por el Proyecto de Desarrollo Comunitario del Centro de Justicia Urbana junto con CASA, describe que los inquilinos son presionados con pagos extras en su renta mensual, llamados “Non-rent Fees”, que incluyen el uso de aire acondicionado y otros electrodomésticos, honorarios de abogados, y otros gastos.

“Aunque algunos cobros son ilegales, muchos residentes desconocen sus derechos y terminan pagando”, dijo Torres. “Es un tremendo impacto para la economía de familias pobres”.

El informe se centra los inquilinos de la compañía Chestnut Holdings, que posee 72 edificios en El Bronx. Las organizaciones encuestaron a 196 residentes en 23 edificios, luego de que recibieran varias denuncias.

El documento destaca que si el inquilino se niega a pagar los cargos adicionales, el propietario envía un aviso para desalojar en tres días, incluso si está al día en el alquiler.

La División Estatal de Nueva York de Vivienda y Renovación Comunitaria (DHCR), especifica en su Código de Renta Estabilizada que el propietario está autorizado para cobrar $22.66 mensual por aire acondicionado, si los gastos de electricidad están incluidos en el alquiler. DHCR también autoriza un cobro de $16.82 para lavadoras, hasta $15 para secadoras y entre $4.74 y $7.12 para lavavajillas.

Si el casero compra el electrodoméstico con autorización del inquilino, puede cobrar un porcentaje del aparato en la factura. La ley puntualiza que el propietario debe notificar al residente por escrito y detallar el origen del cobro.

“Cada mes me cobran $16.82 por usar la lavadora, pero no fui avisada con anticipación”, apuntó la puertorriqueña Nilda Hock, quien vive hace 40 años en 1520 de la Avenida Sheridan. “Ese dinero podría servirme para leche o pan, pero debo privarme para no ir a la calle por desalojo”, agregó Nilda, de 68 años, quien vive con su esposo, ambos retirados.

CASA asegura que la mayoría de inquilinos encuestados de Chestnut Holding no fueron notificados de los cobros extras.

La dominicana Christiana Cordero, quien vive con sus hijas y nietas en un edificio de Chestnut Holding desde hace 20 años, indicó que el año pasado eliminó una pared no autorizada que había construido en la sala, por orden de un juez. Sin embargo, en los últimos meses recibe una sanción de $500 en su factura.

“Acaté la ordenanza, pagué los gastos y permití que el propietario supervisara mi departamento, pero sigue cobrando por algo que ya se arregló”, expresó la mujer de 52 años, con frustración.

CASA sostiene que muchos inquilinos reportaron cobros por honorarios de abogados. DHCR señala que el casero puede hacer cargos si existen las cláusulas especificas en el contrato de arrendamiento original, de lo contrario sería ilegal. La agencia considera un cargo razonable del 5% de la renta mensual.

Phil Nourie, portavoz de Chestnut Holdings, negó que la compañía buscara intimidar a sus inquilinos.

“De ninguna manera se trata de una estrategia para expulsar inquilinos de toda la vida o incrementar injustamente la renta”, dijo Nourie, quien aseguró que el informe está lleno de declaraciones inexactas y datos intencionalmente engañosos.

“Se basa en encuestas a un puñado de inquilinos descontentos”, enfatizó. “La realidad es que la gran mayoría de nuestros casi 6,000 inquilinos desean vivir en nuestros edificios”.

La muestra de la investigación de CASA representa el 4% del total de departamentos de Chestnut Holdings. Facturas de alquiler, cartas de desalojo y documentos de corte fueron incluidas.

Chestnut Holdings sostiene que sólo una pequeña fracción de residentes encara cuotas extras: Cerca del 6.5% reciben cobros por uso de lavadora, 13% por aire acondicionado y 5.5% por gastos legales.

La compañía sostuvo que invirtió $7 millones en los últimos 3 años en mejoras a edificios.

La Asociación de Renta Estabilizada, que representa a propietarios de edificios, destacó que el incremento en impuestos de propiedad, entre costos no compensados en la renta estabilizada, obligó a varios caseros a buscar nuevas fuentes de ingresos.

DHCR indica que el propietario sólo puede iniciar un juicio para desalojo en los casos siguientes: cuando un inquilino no paga la renta, está causando una molestia, dañando el apartamento o edificio, o cometiendo otros actos ilícitos.