Starbucks negará su café a personas con armas

La compañía anunció que los clientes que porten un arma de fuego ya no son bienvenidos en sus establecimientos
Starbucks negará su café a personas con armas
Las tiendas de café Starbucks ya no quieren atender a las personas que portan armas de fuego, aunque tengan el permiso reglamentario.
Foto: AP

Nueva York — La compañía de las tiendas de café Starbucks anunció este miércoles que las armas de fuego no son bienvenidas en sus establecimientos, pero se abstuvo de prohibirlas.

La delicada diplomacia que practica la compañía de Seattle para atender las inquietudes tanto de defensores del derecho a portar armas como de promotores del control de armas refleja lo acalorado que se ha vuelto el tema, en particular a la luz de la reciente matanza a tiros en Washington.

En entrevista, el director general de la cadena de cafeterías, Howard Schultz, dijo que la decisión de pedir a sus clientes que dejen de llevar armas a sus establecimientos se dio como resultado de la creciente frecuencia de los llamados “Días de Agradecimiento de Starbucks”, en los que defensores del derecho a portar armas de fuego acudían armados a los locales Starbucks.

La mayoría de los estados permite que la gente porte abiertamente armas con licencia y muchas compañías no tienen políticas que prohíban las armas en sus locales. Pero Starbucks se había convertido en blanco de partidarios del control de armas, en parte debido a la imagen de la empresa de orientación liberal. A su vez, los partidarios de las armas han sido atraídos por la decisión de la compañía de respetar las leyes locales.

Schultz dijo que tales eventos daban una falsa impresión sobre la posición de la compañía sobre el tema, y que “incomodan a nuestros clientes”.

El mes pasado, la empresa cerró un local en Newtown, Connecticut, durante un día después de enterarse de que los partidarios del derecho a portar armas planeaban un “Día de Agradecimiento de Starbucks” en el mismo. El local está cerca de la escuela donde un individuo mató a 20 niños y seis mujeres.

La compañía con sede en Seattle planea publicar el jueves un anuncio en los principales diarios nacionales, incluso The New York Times, Wall Street Journal, Washington Post y USA Today con una carta abierta de Schulz para explicar la decisión. El mensaje dirá que la compañía ha caído involuntariamente en medio del debate nacional sobre las armas de fuego.

En cuanto a los “Días de Agradecimiento de Starbucks” de los partidarios de las armas, afirmó: “Hablando claramente: No queremos esos eventos en nuestros locales”.

Pero el mensaje dice que Starbucks se atiene a su posición de que la cuestión debe quedar a resolución de los legisladores. Schultz agregó que no quiere poner a sus trabajadores en posición de tener que enfrentar a clientes armados.

?>