Obama se aferra a la diplomacia en ONU

El presidente hace un llamado a buscar la paz en Oriente Medio en su discurso
Sigue a El Diario NY en Facebook
Obama se aferra a la diplomacia en ONU
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pronuncia un discurso durante su intervención en el debate general de la 68ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas.
Foto: EFE

NACIONES UNIDAS.— El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó ayer ante la ONU que confía en la diplomacia para evitar el uso de armas químicas en Siria y tendió una mano a Irán para lograr un acuerdo sobre su programa nuclear, al tiempo que urgió a perseguir la paz en Oriente Medio.

Obama dedicó su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el quinto desde que llegó a la Casa Blanca, a esos tres temas, pero también anotó que sucesos como el del asalto de islamistas radicales a un centro comercial en Nairobi (Kenia) son el reflejo del tipo de “peligros” que enfrenta el mundo en la actualidad.

El presidente de Irán dijo el martes que su país está dispuesto a entablar negociaciones nucleares bajo ciertas condiciones. También dijo que está dispuesto a dialogar con Estados Unidos para “manejar las diferencias”.

En su discurso ante la ONU, el presidente Hasán Ruhani dijo que la mayor amenaza en el Oriente Medio es el peligro de que las armas químicas en Siria caigan en manos de extremistas y grupos terroristas.

Irán es uno de los aliados más acérrimos del régimen sirio, y su Gobierno suele achacar la guerra civil del país a elementos terroristas y extremistas.

Obama explicó que ha pedido a su secretario de Estado, John Kerry, que busque un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear en cooperación con la Unión Europea (UE), Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania (el grupo 5+1).

“Creo firmemente que hay que probar la vía diplomática”, recalcó el presidente.

Ese grupo del 5+1 celebrará una reunión con el ministro iraní de Exteriores, Javad Zarif, el próximo jueves en la ONU, el encuentro de mayor nivel entre autoridades de EEUU e Irán desde 1979.

Con respecto a Siria, “creemos que el punto de partida debe ser que la comunidad internacional asegure la prohibición de las armas químicas”, afirmó el mandatario, al volver a responsabilizar al régimen de Bachar Al Asad de haber empleado ese tipo de armamento en un ataque contra civiles el mes pasado.

Según Obama, tiene que haber “una fuerte resolución” del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para asegurar que las armas químicas no son usadas en Siria ni en ningún otro país, “verificar” que el presidente Asad cumple con sus compromisos y garantizar que “debe haber consecuencias” si no lo hace.

Tras el acuerdo en Ginebra entre Estados Unidos y Rusia para destruir el arsenal químico sirio, Estados Unidos busca ahora una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que abriría la puerta a sanciones o incluso al uso de la fuerza en caso de que el régimen de Asad no cumpla con los términos del pacto.

“Si lo logramos, enviaremos un fuerte mensaje sobre que el uso de armas químicas no tiene lugar en el siglo XXI”, subrayó Obama.

También señaló que no cree que una “acción militar” pueda llevar a una “paz duradera” en Siria y apuntó que la situación en ese país es el espejo de una “contradicción” que se arrastra desde hace décadas: a EEUU se le acusa de “entrometerse” en Oriente Medio y, a la vez, se le acusa de “no hacer lo suficiente” para resolver los problemas de la región.

“Estados Unidos está preparado para emplear todos los elementos de su poder, incluido el uso de la fuerza militar, para asegurar nuestros intereses clave en la región”, advirtió Obama.

“Vamos a apoyar a los líderes palestinos e israelíes que están dispuestos a recorrer el difícil camino hacia la paz”, pidió.

La solución de los dos Estados “es el único camino real hacia la paz”, destacó Obama, para quien igual que los palestinos “no deben ser desplazados”, el Estado de Israel “está aquí para quedarse”.

El mandatario estadounidense prevé reunirse hoy mismo en la ONU con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y la próxima semana recibirá en la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.Mensaje a Putin

Por otro lado, Obama quiso aprovechar su discurso para mandar un mensaje a su homólogo ruso, Vladímir Putin, quien cuestionó el concepto del “excepcionalismo” estadounidense en un reciente artículo en The New York Times.

“Algunos pueden estar en desacuerdo, pero yo creo que Estados Unidos es excepcional, en parte porque hemos demostrado una voluntad (…) de defender no solo nuestros propios intereses, sino los de todos”, argumentó.

A su juicio, “el peligro para el mundo no es un Estados Unidos demasiado ansioso por involucrarse en asuntos de otros países o por tomar cada problema en una región como propio”.

El problema es más bien lo contrario, lo cual “crearía un vacío de liderazgo que ninguna otra nación es capaz de llenar”, afirmó Obama