Eva Longoria no necesita hijos para ser feliz

La actriz se siente plena y realizada con su estilo de vida.
Eva Longoria no necesita hijos para ser feliz
Longoria dijo que no ve la necesidad irrefrenable de procrear para sentirse más femenina.
Foto: AP / Archivo

La frenética actividad profesional y solidaria que envuelve la vida de Eva Longoria parece ser suficiente para que la famosa actriz se sienta realizada y a gusto con su estilo de vida.

Ni los numerosos desengaños amorosos que ha experimentado en los últimos años, ni la falta de hijos parecen ser relevantes para la artista texana a la hora de analizar los avatares de su vida.

“Estoy muy contenta con los proyectos profesionales en los que estoy inmersa, y yo no soy de esas mujeres que se ven en la necesidad irrefrenable de procrear para sentirse más femeninas. Así que no me preocupa el hecho de no tener hijos, sobre todo porque creo que los niños deben ser producto del amor entre dos personas. Cuando encuentras la pareja perfecta y crees que debes dar el paso de formar una familia con ella, ahí es cuando aparece la necesidad”, se sinceró la estrella televisiva en una entrevista para el portal AccessHollywood.com.

La autosuficiencia que destila Eva Longoria y la concentración exclusiva en las labores de su vida cotidiana también son razones de peso para que la intérprete latina no se preocupe en exceso por su actual condición de soltera.

“He estado casada dos veces [con el actor Tyler Christopher y con Tony Parker], por lo que queda claro que ya conozco cómo funciona el mundo de las relaciones. Estoy abierta a todo tipo de personas, del tipo que sean, pero no tengo intención de sentar la cabeza con nadie si no estoy lo suficientemente preparada. Y tampoco pienso tener un hijo por mí misma si llego soltera a los 50. No está entre mis prioridades”, indicó la resuelta actriz.

Tal es la tranquilidad que define la vida de Eva Longoria en estos momentos, que la estrella televisiva no dudó en posar sonriente y en solitario durante la reciente gala benéfica de la fundación ‘Padres contra el cáncer’.