No cesa la violencia en Colombia

BOGOTA, Colombia/AP — La antesala de la 12ma jornada del torneo Clausura del fútbol colombiano fue empañada por riñas entre barrabravas del local Cúcuta Deportivo y Once Caldas de Manizales, con saldo de dos heridos por arma blanca, anunció la policía del departamento de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

Barrabravas del Cúcuta supuestamente bajo el efecto de bebidas alcohólicas, atacaron a las afueras de Cúcuta a un seguidor del Once Caldas, quien permanece bajo pronóstico reservado en el hospital San Juan de Dios, precisó el coronel Eliéces Camacho, comandante de la policía de Norte de Santander. Los agentes detuvieron a dos sospechosos.

Los incidentes se extendieron al centro de la ciudad y un miembro de la barra el Indio de Cúcuta fue herido con cuchillo por hinchas del Caldas. En un taxi, se trasladó al lesionado hasta el hospital.

El partido se celebró en el estadio General Santander y Cúcuta, con el empate 0-0, sumó seis puntos, 19 menos que el líder Atlético Nacional.

Lo sucedido en Cúcuta se sumó a los asesinatos en Bogotá, en distintos incidentes, de un ex sargento de la policía que salió en defensa de su hijo y de dos jóvenes con la camiseta verde del Atlético Nacional.

Los crímenes entre el sábado de la semana anterior y el lunes fueron atribuidos originalmente por las autoridades a barrabravas de Millonarios de Bogotá.

La policía retuvo en el sur de Bogotá a un sospechoso de la muerte violenta del hincha Carlos Medellín, confirmó el sábado el general Luis Eduardo Martínez, comandante de la policía de la capital colombiana.

Atlético Junior, el conjunto del argentino Miguel Angel López, superó 2-0 al local Patriotas de Tunja y con 20 puntos trepó a la segunda casilla.

Huila doblegó 2-1 a Envigado.

El delantero Wilson el “Pájaro” Carpintero marcó a los 41 minutos el tanto del éxito 1-0 del local Deportes Quindío frente a Deportes Tolima y el equipo de Armenia abandonó la última casilla. Itagüí cedió un empate 2-2 en casa ante Millonarios.