El cambio climático está Aquí y acelerándose

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) —un grupo formado por científicos de gran renombre mundial— emitió su primer reporte en seis años, en el que confirma que los efectos de la disrupción climática se están acelerando.

Michael Brune, Director Ejecutivo del Sierra Club, respondió de la siguiente manera al reporte:

“El Panel de la ONU determinó en su informe publicado que los efectos humanos de la disrupción climática no sólo existen sino que se están acelerando. Ya sean incendios forestales, violentas tormentas, la elevación del nivel del mar o las inundaciones, la verdad es que la disrupción climática está aquí. El mundo no puede esperar más para actuar contra esta crisis.

“En su anterior informe, el Panel advirtió con acierto que los países en desarrollo y las minorías étnicas en los países desarrollados sufrirían especialmente el impacto de la disrupción climática. Los hispanos, tanto en Estados Unidos como en América Latina, entran plenamente en esta definición.

“Estados Unidos está avanzando en la lucha contra la disrupción climática reduciendo la dependencia de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo, y potenciando las fuentes limpias, como la solar y la eólica. Estas soluciones de sentido común benefician especialmente a la comunidad hispana, debido a que sufren desproporcionadamente las consecuencias del cambio climático y los efectos de la contaminación carbonera y petrolera. Además, la industria de la energía limpia creará empleos en los rubros de la economía que más hispanos emplean.

“Las conclusiones de este reporte hacen incluso más obvio que necesitamos las protecciones basadas en el sentido común contra las emisiones de carbono anunciadas la semana pasada por la administración Obama. Para cimentar su legado y proteger a las futuras generaciones, el Presidente Obama tiene que rechazar la expansión de los combustibles fósiles y la peligrosa energía nuclear, esto incluye la construcción del oleoducto Keystone XL y las explotaciones petroleras en el Artico”.