6 consejos contra la depresión posparto

La mujer que murió este jueves en el Capitolio luego de una persecución policiaca, Miriam Carey, sufría depresión posparto. Quizá su desenlace no habría sido terrible si se hubiera atendido a tiempo.
6 consejos contra la depresión posparto
La depresión posparto es un padecimiento común.
Foto: La Opinión - / Archivo

Miriam Carey, la mujer de 34 años que la tarde del jueves fue abatida por la policía al no detenerse en una de las barreras de seguridad cercanas al Capitolio, sufría depresión posparto.

Según su madre, Idella Carey, Miriam había estado pasando por una mala racha de salud luego de haber dado a luz a su hija en agosto de 2012. Seguramente ni la mujer ni su familia supieron identificar los síntomas de este padecimiento que afecta a muchas mujeres después del alumbramiento.

Entre los principales se encuentran:

  • La pérdida de interés en cosas que antes se hacían con gusto. Incluso se puede perder el interés en el bebé.
  • Cambios repentinos de estado de ánimo.
  • En casos más graves, alucinaciones, confusión y paranoia, que pueden desencadenar la necesidad de hacer daño a los demás o a sí misma.

Una mujer que sufre depresión posparto (DPP) debe acudir de inmediato con un médico para que diagnostique el motivo de sus síntomas así como el posible tratamiento.

La DPP es un padecimiento habitual debido al profundo cambio emocional y hormonal que tener un bebé, conlleva.

Estos consejos, de la mano con asesoría especializada, podrían ayudar a superar esta etapa sin causar daños más profundos a nivel emocional o físico:

1. Pedir ayuda: Mientras la mujer que sufre DPP se adapta a su nueva vida de madre, es importante que cuente con el apoyo de su pareja o de su familia para realizar tareas habituales.

2. Descansar: El proceso del embarazo y el parto implican un fuerte desgaste físico. Descansar todo lo que sea posible es la manera de ayudar al cuerpo a recuperar su energía.

3. Alimentación balanceada: Una buena alimentación no sólo garantizará salud del bebé durante la lactancia, sino la recuperación de la madre, así como recuperar el balance químico general del cuerpo.

4. Actividad física relajada: Ejercicios como el yoga, que requieren concentración, meditación y estiramiento, sin duda ayudan a recuperar el equilibrio corporal y a observar las emociones con mayor detenimiento.

5. Hablar: La mujer que sufre DPP debe expresar sus emociones libremente para liberar su estrés.

6. Tratamiento médico: Un especialista debe evaluar si es necesario consumir medicamentos que no impacten en el periodo de lactancia.