Afectados “Los Amigos” por denuncias contra motoristas

"No somos violentos, es solo una afición", sostiene Billy Rivera, aficionado a montar en motocicleta desde hace 25 años
Afectados “Los Amigos” por denuncias contra motoristas
El incidente ocurrido el pasado domingo ha provocado reacciones adversas contra todos los motoristas de Nueva York.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — A raíz del violento incidente ocurrido el pasado domingo en el Alto Manhattan por un grupo de motociclistas, un miembro de un grupo de motociclistas de Nueva York defendió su afición a las motos y aclaró que ni son pandilleros ni mucho menos violentos.

Nuestra vestimenta de cuero un poco estrafalaria. Pañoleta en la cabeza y llamativas cadenas son solo parte de nuestra indumentaria. No somos violentos, es solo una afición”, dijo Billy Rivera, un aficionado a montar en motocicleta desde hace 25 años.

Rivera reaccionó disgustado por los comentarios negativos tras el incidente en el que fue perseguido y agredido por un grupo de motociclistas Alexian Lien, que en un intento por huir atropelló a Edwin “Jay” Mieses, de 33 años, que resultó herido de gravedad.

Lien, de 33 años, que conducía su camioneta a bordo de la que viajaban su esposa e hija de dos años, chocó con una de las motocicletas, que aparentemente participaban en una carrera ilegal en el Henry Hudson Highway de Manhattan. Eso ocasionó la persecución y posterior agresión que quedó grabada en video.

“Nunca participamos de carreras de esta índole“, dijo Rivera, de 40 años, cuyo grupo lo autodenominan como “Los Amigos”. Lo conforman alrededor de 20 policías, tanto de la ciudad de Nueva York como de otras municipalidades de Nueva Jersey, así como otros aficionados.

“Esta no es la primera vez que se nos tilda de agresivos, y cuando salimos en caravana los fines de semana, notamos la molestia de la gente, bien sea cuando vamos por la calle o cuando entramos a algún establecimiento”, indicó.

Rivera explicó que se reúne con aproximadamente 60 compañeros entre hombres y mujeres, especialmente en la época veraniega, para hacer caravanas hacia el sur de Nueva Jersey.