No quieren otra escuela dentro del plantel

Guía de Regalos

No quieren otra escuela dentro del plantel
El maestro de clases de inglés como segundo idioma Robert Burstein junto a las madres de escuela (de der. a izq.) María Brunson, Yaritza Saucedo y Elizabeth Hernández, quienes se oponen a la co-ubicación de una tercera escuela en el centro escolar de Brooklyn.
Foto: José Acosta

NUEVA YORK — Desde hace 10 años, las escuelas primaria P.S. 196 e intermedia MS 582, co-ubicadas en un mismo plantel en la comunidad de Williamsburg, en Brooklyn, han sacado una A en su desempeño.

Pero una decisión de la oficina de Planeación y Portafolio del Departamento de Educación de la ciudad (DOE) podría echar a perder el éxito académico que beneficia a 357 estudiantes de la P.S. 196, y 282 estudiantes de la MS 582, un 80% hispano. Para el próximo año escolar que comienza en septiembre, el DOE planea colocar una tercera escuela en el señalado plantel, lo que crearía problemas de sobrepoblación en las aulas y competencia por los espacios.

El maestro Robert Burstein, quien imparte clases de inglés como segundo idioma desde hace 27 años, dijo que cuando él empezó, la escuela “era muy mala”, y si el DOE coloca otra escuela en el plantel, “volveríamos a aquellos tiempos”.

“No tenemos espacio suficiente para albergar otra escuela”, sostuvo Burstein. “Ellos (DOE) dicen que tenemos espacio, que podemos tener 30 ó 35 estudiantes en las aulas, pero eso violaría la ley que establece que en clases especiales no se pueden tener más de 12 estudiantes”, señaló.

El éxito de las escuelas, según los maestros, se debe a que cuentan con numerosos programas extracurriculares que complementan la educación de los niños, como clubes de tecnología, cocina, fotografía y hasta yoga, y el espacio justo para impartir clases y estos programas, sin problemas de sobrepoblación.

La mayor queja de los educadores es que la agencia tomó la decisión sin consultar a los directivos de ambas escuelas, ni a los padres ni a la comunidad.

Burstein dijo que incluso el Consejo de Educación Comunal (CEC) de la comunidad se opone al plan.

Los CECs son grupos de asesoramiento de política educativa responsables de revisar y evaluar los programas de enseñanza de las escuelas, aprobar los límites zonales y asesorar al Canciller.

El CEC le dijo al DOE que si bien en una parte del distrito hace falta otra escuela intermedia, en el sector donde están la P.S. 196 y la MS 582 no hay tal necesidad, y les recomendó colocar otra escuela en la M.S. 330, que tiene baja población escolar y sí necesita otra intermedia.

Otros maestros que manifestaron su preocupación por la llegada de otra escuela son Julie Berneir y Lara Calo.

Las madres hispanas de escuela María Brunson, Yaritza Saucedo, y Elizabeth Hernández se opone al plan del DOE.

“Estamos preocupadas porque aquí la mayoría de niños son pequeños, y si nos ponen otra escuela intermedia habría problemas con los espacios, con el uso de los baños, del comedor, los cambios en los pasillos”, dijo Brunson, quien es la presidenta de la Asociación de Padres de la MS 382 y tiene una niña de 11 años en sexto grado.

Yaritza Saucedo, con tres niños de seis, ocho y nueve años en la P.S. 196, dijo que teme que la sobrepoblación cree problemas de acoso estudiantil (bullying); y para Elizabeth Saucedo, con un hijo de cinco años en kindergarten, su temor es que la llegada de niños de más edad “pongan en peligro a los pequeños”.

“En lugar de colocar otra escuela aquí, deberían ampliar ésta para que haya más espacio”, dijo Saucedo.

Maestros y padres lanzaron una campaña en contra de la co-ubicación de otra escuela en el plantel, y están invitando a los padres y a la comunidad a una reunión con representantes estatales de educación en la que plantearán su posición, programada para el 21 de octubre, a las 5:30 p.m. Previo a la reunión padres y maestros planean hacer una manifestación frente a las escuelas en contra del plan.

La oficina de Planeación y Portafolio del Departamento de Educación de la ciudad (DOE) prometió una reacción, la cual no se había producido al cierre.