Khloe Kardashian limpió restos de droga de Odom de su casa

La estrella televisiva no quiere correr el riesgo de que la policía decida registrar su propiedad y que encuentre alguna sustancia ilegal
Khloe Kardashian limpió restos de droga de Odom de su casa
Khloe contrató a un profesional para que limpiara la casa después de que Lamar se marchara.
Foto: AP / Archivo

La grave adicción de Lamar Odom al consumo de drogas no solo ha tirado por tierra los más de tres años de matrimonio que le unían a la mediática Khloe Kardashian, sino que también han obligado a la estrella televisiva a comprobar que en su hogar no se encuentra ningún resto de sustancia ilegal que la pudiera meter en problemas.

Poco después de haber expulsado a su marido de la propiedad que compartían en Tarzana (California), la pequeña de las hermanas Kardashian decidió contratar a un especialista de la limpieza para revisar a fondo su exclusiva mansión y asegurarse de que estaba libre de estupefacientes que pudieran motivar la llegada de la policía.

“Khloe contrató a un profesional para que limpiara la casa justo después de haber puesto las maletas de Lamar en la puerta. Lo hizo porque no quería correr el riesgo de que la policía decidiera registrar su propiedad y encontrara algún tipo de sustancia ilegal que pudiera incriminarla como cómplice”, desveló al portal Radar Online un allegado a la también presentadora.

Pero la posibilidad de que ella también se vea salpicada por los problemas de Lamar no ha sido la única razón que ha llevado a Khloe a remover los cimientos de su casa, ya que en el fondo también confía en un hipotético regreso de su expareja a un nido familiar que, de ahora en adelante, debe estar libre de drogas.

“En el caso de que Lamar volviera, Khloe no soportaría que tuviera escondidas algunas bolsitas para volver otra vez a las andadas. Khloe no tolera las drogas y no soportaría ver algo de ese estilo en su casa”, añadió el mismo informante.

De acuerdo con el citado confidente, el inmueble de la hermana menor de Kim Kardashian ya está “totalmente limpio” y en estos momentos no tiene “nada de lo que preocuparse”.