A-Rod y una postemporada de béisbol conflictiva

El juicio de A-Rod y la demanda contra MLB, la más grande distracción de todos los tiempos.
A-Rod y una postemporada de béisbol conflictiva
A-Rod y sus demandas: distractor de lo que realmente importa.
Foto: AP

En estos días tratamos de concentrarnos en lo que ocurre en el terreno. La postemporada de béisbol es el evento culminante de un campeonato lleno de emociones, cosas extrañas, marcas, momentos imprevistos y todo lo que acontece en el desarrollo de los juegos.

Es como si nos transportáramos a lo más sublime dentro del diamante. De aquí depende cuáles equipos siguen vivos para disputar sus respectivos trofeos de campeones rumbo a la Serie Mundial, donde la emoción se amplía.

Pero hoy en día existe una disputa que entorpece el buen desarrollo de las confrontaciones en los diamantes. El juicio de la apelación de 211 juegos de suspensión de Alex Rodríguez, antesalista estrella de los Yankees, por las Ligas Mayores de Béisbol (MLB) ha estado robándose gran parte del espectáculo más emocionante del pasatiempo favorito de los norteamericanos. Lo peor del caso es que esto puede picar y exterderse sin saber hasta dónde podría llegar.

Entre demanda y contrademanda, A-Rod y MLB siguen sumidos en este conflicto que ensombrece a uno de los deportes más rentables del mundo, donde los altos salarios están a la orden con la intervención de los 30 equipos diseminados por todo el territorio americano, fuentes de empleos de miles de trabajadores en esta industria sin chimeneas.

Mientras dos equipos de cada liga-Americana y Nacional– comienzan la lucha por la supremacía de los respectivos banderines rumbo a la Serie Mundial, Rodríguez por otro lado, con su apelación busca desesperado quitarse de encima las sanciones de MLB.

El jugador de los Yankees, a través de sus abogados demandó a la MLB por daños a su persona, destacando que el comisionado, Bud Selig, ha estado actuando como ”justiciero” en una “cacería de brujas” con el propósito de dañar su reputación, lo que le puede costar pérdidas millonarias.

Mientras la decisión del juez de apelación, Frederic Horwitz, no se sabe por el momento cuando se pronunciará’, la reciente contrademanda puede llevar más lejos de lo estimado a este caso controversial. Sin embargo se espera que un tribunal federal puede terminar este litigio.

Pero ¿qué vendrá después?