Hispana a juicio por malversar $1 millón en El Bronx

Exdirectora de organización comunitaria "Nos quedamos" es detenida tras un año de investigaciones
Hispana a juicio por malversar $1 millón en El Bronx
Yolanda González abandona el Cuartel 44 de El Bronx luego de ser arrestada bajo cargos de malversación de fondos de la institución que dirigía.
Foto: EDLP / MARIELA LOMBARD

EL BRONX — La líder comunitaria Yolanda González fue arrestada ayer bajo cargos de malversación de fondos en la institución que dirigía y —tras declararse inocente ante un juez de la corte criminal— su abogado defensor señaló que todo se trató de “un malentendido”.

González, de 46 años y exdirectora de “Nos quedamos” fue detenida tras una investigación del fiscal general Eric Schneiderman. Según el pliego de cargos leído por el fiscal Gabriel Tapalaga, ante el juez Steven Barrett de El Bronx, la acusada se apropió indebidamente de cerca de $1 millón —del 2007 al 2011— retirando dinero de las cuentas de la organización para pagar gastos personales e incluso comprarse un auto.

González recibía un salario anual de $70,000, pero emitía cheques para sí misma o los hacía efectivo y pagaba sus gastos personales con las tarjetas de crédito de la organización: desde compras en grandes almacenes, salones de belleza, tiendas de joyas y hasta entradas al cine.

Junto a ella detuvieron al exdirector financiero Joseph Ingenito, 76, por falsificar la información financiera con el fin de encubrir los robos. “¿El se beneficiaba económicamente?”, preguntó el juez. “No, él está acusado sólo de falsificación”, respondió el fiscal.

Ingenito, que ha admitido que mintió cuando dijo estar certificado como contable, se declaró inocente.

González está acusada de hurto mayor en segundo grado, dos cargos de intento de robo en mayor cuantía en tercer grado. Ambos están acusados de tres cargos de falsificación de registros comerciales en primer grado y uno de ofrecer un instrumento falso para archivo en primer grado por los informes anuales, balances y estados financieros que presentaron a la Junta Directiva y a la Fiscalía General del Estado. De ser declarados culpables, González podría ser condenada hasta a 15 años de cárcel e Ingenito a un máximo de cuatro.

Según Angel Cruz, abogado de González, el “malentendido” se debe a que su clienta recibió un salario de $70,000 anuales cuando en realidad era de $125,000 más bonos y a partir del 2011 se incrementó a $275,000 más bonos. “Ellos tenían problemas de liquidez y la pagaban lo que podían”, indicó Cruz que aseguró que le debían más de $300,000.

La investigación se inició a principios del 2011 tras la denuncia de la Junta de Directores de la organización a la Oficina de Asuntos Caritativos de la Fiscalía sobre posible malversación de fondos. El presidente de la Junta, Gilberto Rivera —hoy fallecido— acusó a González en una carta de renuncia pública de “favoritismo”, “nepotismo” e “informes financieros imprecisos“. Rivera junto a Yolanda García —madre de González— fue uno de los fundadores de la organización en 1992. Tras la denuncia, González e Ingenito fueron relevados de sus cargos.

“Exhorto a los miembros de organizaciones como ‘Nos Quedamos’ a mantenerse alerta y reportar sospechas de mala conducta incurrida por cualquier persona, como hicieron en este caso. Es la mejor y más eficaz manera de mantener nuestro sector sin fines de lucro sano y honesto”, dijo el fiscal Schneiderman que calificó como “despreciable” esta corrupción.

El juez impuso una fianza de $100,000 en efectivo o $150,000 en bonos para González, y $25,000 en efectivo o 50,000 en bonos para Ingenito. Sus abogados desconocían si depositarían la fianza. Ni “Nos quedamos” ni su directora Jessica Clemente habían respondido a nuestras llamadas al cierre de esta edición.