FBI atrapa a dúo rabino que divorciaba al estilo mafia

Cobraban desde $10,000 hasta $50,000 y contrataban a otros que secuestraban a los maridos judíos, les daban una paliza, los ataban y les daba sacudidas eléctricas en los genitales
FBI atrapa a dúo rabino que divorciaba al estilo mafia
En esta residencia, localizada en Brooklyn, NYC, agentes del FBI recopilaron documentos que pudieran incriminar a los rabinos.
Foto: AP / John Minchillo

Nueva York, 11 oct – Dos rabinos ortodoxos, Mendel Epstein y Martin Wolmark, están acusados por raptar y torturar a los maridos de mujeres judías que querían divorciarse y no lograban hacerlo al no contar con el consentimiento de su esposo.

Entre los judíos ortodoxos, el divorcio requiere la aprobación del marido por lo que Epstein, un rabino de Brooklyn de 68 años, cobraba elevadas tarifas para conseguirlo, desde $10,000 por un permiso rabínico que permite usar la violencia hasta $50,000 por contratar a otras personas que secuestraran y torturaran, según publican varios medios neoyorquinos.

La trama se ha descubierto gracias a una operación en la que una agente federal encubierta del FBI se hizo pasar por una judía ortodoxa que solicitaba los servicios al rabino Epstein para conseguir el divorcio, mientras que otro agente encubierto decía ser su hermano.

Una vez los maridos judíos eran secuestrados se les daba una paliza, se los ataba y se les daba sacudidas eléctricas en los genitales, una forma de tortura en la que no quedan muestras físicas de la violencia.

Según la fiscalía federal de Trenton, Nueva Jersey, se han contabilizado unas dos docenas de víctimas, muchas de las cuales eran de Brooklyn y se las trasladaba secuestradas al estado vecino.

En el momento en el que se iba a llevar a cabo el secuestro del supuesto marido de la agente del FBI ocho personas que trabajaban para el rabino Epstein e iban a realizar el rapto fueron detenidas y arrestadas.

Un tribunal federal de Trenton negó ayer jueves la libertad bajo fianza a los diez acusados de conspiración para el secuestro y extorsión.

Los investigadores creen que esta actividad ha podido estar en marcha durante unos veinte años, ya que desde entonces ha habido algunas denuncias similares, según informó hoy la emisora de radio local WCBS.