Republicanos cancelan voto para reabrir el gobierno

Nuevamente, quedó en suspenso la posibilidad de llegar a un acuerdo que permita la reapertura de la administración y elevar el tope de la deuda
Republicanos cancelan voto para reabrir el gobierno
El representante Pete Sessions confirmó que "no habrá votación" sobre la medida.
Foto: Archivo

Los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos cancelaron esta noche la posibilidad de votar por un proyecto para reabrir el gobierno federal, elevar el tope de la deuda y así evitar una mora en pagos, informaron varios medios nacionales.

El presidente del panel del Comité de Reglas de ese cuerpo legislativo, Pete Sessions, confirmó a EFE que “no habrá votación” sobre la medida, por lo que ahora la presión pasa al Senado, de mayoría demócrata, donde durante el fin de semana se llevaron a cabo discusiones bipartidistas sin éxito. Al momento, los miembros de la cámara alta discuten alternativas.

De esta forma, quedó en suspenso nuevamente el más reciente intento de llegar a un consenso que permita la reapertura de la administración, a pesar de lo anunciado unas horas antes.

La aparente falta de acuerdo en el seno del propio Partido Republicano saboteó las expectativas del presidente de la cámara baja, John Boehner, de lograr una votación.

El plan republicano concedía fondos al gobierno hasta el 15 de enero y extendía hasta el 7 de febrero el plazo para que el Departamento del Tesoro pudiera pedir prestado.

Además, el plan suspendía durante dos años un nuevo impuesto a los dispositivos médicos incluidos en la reforma de salud.

Sin embargo, se veía difícil que el proyecto pasara eventualmente el cedazo del Senado, ya que la mayoría demócrata había anticipado su oposició, por considerar que el plazo durante el cual se aseguraba la financiación del gobierno federal era demasiado corto.

La determinación se da a 15 días del cese de operaciones de varias agencias gubernamentales y a menos de dos para que Estados Unidos se quede sin dinero para pagar sus obligaciones fiscales, este jueves, 17 de octubre. La movida republicana surgió luego del anuncio de la agencia de calificación crediticia Fitch de situar en perspectiva negativa la nota que otorga a la deuda de Estados Unidos, que por ahora sigue teniendo la máxima, “AAA”.

El presidente Barack Obama había catalogado de “inaceptable” la iniciativa de la mayoría en la Cámara y aseguró que la medida era un intento por complacer a los congresistas del “Tea Party”, el ala más conservadora del Partido Republicano.

Sin embargo,el funcionario se mostró esperanzado en las conversaciones que mantienen legisladores de ambos partidos en el Senado.

El cierre parcial comenzó después que los republicanos se negaron a aceptar una medida de financiamiento temporal para mantener al gobierno funcionando, a menos que el presidente aceptara cambios o aplazara su reforma de salud.