Salgan a defender en el caso Polanco

Un fiscal federal de Nueva York finalmente ha lanzado una investigación preliminar sobre una posible violación de derechos civiles en la muerte a tiros de Noel Polanco a manos de un miembro del NYPD. Esta es una noticia bien recibida teniendo en cuenta que ninguna medida disciplinaria fue o ha sido tomada en contra de este agente de la policía.

Un Gran Jurado se negó a acusar al detective Hassan Hamdy por la muerte del miembro de la Guardia nacional. El NYPD alega que Polanco conducía de forma errática en octubre pasado en el Grand Central Parkway. Después que los detectives lo detuvieron, Hamdy le disparó. Polanco, de 22 años, quien aspiraba a convertirse en un agente de la policía, estaba desarmado.

Hamdy dice que él pensó que Polanco estaba buscando un arma debajo de su asiento. Pero el copiloto en el automóvil contradice las declaraciones del agente.

Que nadie enfrentara cargos criminales por la muerte de Polanco nos lleva a cuestionar el trabajo y la eficacia del fiscal de distrito de Queens Richard Brown en el manejo de este caso.

Ahora, después de los reclamos de la familia Polanco para que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos interviniera, la fiscal federal Loretta E. Lynch está examinando el caso. Aplaudimos esta decisión del Departamento de Justicia y esperamos que esta investigación resulte en que se haga justicia.

La muerte de Polanco fue una tragedia para la comunidad latina en muchos niveles. La forma en que actuó el detective y la falta de rendición de cuentas inmediata disminuyó más de la cuenta la confianza que la gente tiene en la Policía y el sistema de justicia criminal.

A la misma vez la falta de apoyo por activistas, líderes y organizaciones latinas dejó mucho que decir. ¿Cuál es el punto de tener defensores y líderes de los derechos civiles en la comunidad si estos no nos defienden?

Con una nueva investigación, los líderes latinos y nuestra comunidad deben reclamar justicia, emitir declaraciones y organizarse para dar visibilidad a este caso y presionar a las autoridades federales y locales para que no pase un año más sin una resolución clara.

Nuestra comunidad se ha hecho sentir en muchos casos de abuso policial y mala conducta por parte del NYPD. Ahora no es el momento de retroceder.