Caín Velasquez arrolla a Dos Santos en Houston y domina UFC

Guía de Regalos

Caín Velasquez arrolla a Dos Santos en Houston y domina UFC
Caín Velásquez (der) castiga a Junior Dos Santos en foto de archivo de su segunda pelea. En su tercer encuentro en Houston, Velásquez volvió a someter a Dos Santos.
Foto: Archivo

HOUSTON, TX – El méxicoamericano peleador de artes marciales mixtas Caín Velásquez derrotó por nocaut técnico al brasileño Junior dos Santos preservando a la vez su campeonato mundial peso completo y quedándose con la ventaja en la trilogía espectacular que han brindado estos dos guerreros. La pelea fue el sábado 19 de octubre por la noche dentro de la cartelera UFC 166 que se llevó a cabo ante un repleto Toyota Center de Houston.

Con la música de Rocky Balboa ingresó a la jaula dos Santos, convencido de que daría la gran sorpresa y mandaría a muchos aficionados tristes a casa. Detrás del brasileño ingreso Velásquez acompañado con el canto de Vicente Fernández

La afición mexicana desde muy temprano se hizo presente en el Toyota Center y quedó evidente que Velásquez sería el peleador que tendría el apoyo. Esto fue confirmado una hora antes de la pelea cuando la imagen de dos Santos apareció en la pantalla gigante y fue abucheado pero cuando apareció la de Caín se desató una enorme ovación.

Las banderas mexicanas aparecieran por todos los sectores de la arena donde juegan los Rockets de Houston (baloncesto NBA) y es que la emoción de la afición azteca era notoria por su campeón, coreaban su nombre aun cuando faltaban varias peleas para que llegara el combate estelar.

Era un duelo entre México y Brasil lejos de las canchas del futbol pero eso sí mucho más intenso porque este choque era en el octágono del UFC.

Sin embargo los miles de mexicanos en las butacas no iban a poder entrar a la jaula con Velásquez para medirse por tercera vez a dos Santos.

A pesar de que el mexicoamericano defendía su cetro peso completo no había un claro favorito en el duelo más esperado del año dentro del mundo de las artes marciales mixtas. Dos Santos ingresó a la jaula con una insaciable sed de venganza y hambre por ser el campeón peso completo del mundo mientras que Velásquez pisó el octágono confiado en que una vez más humillaría a dos Santos como lo había hecho en su pasado combate y que levantaría su cinturón para que los miles de mexicanos que lo acompañaban celebraran su exitosa defensa.

El arranque de la pelea fue explosivo con dos Santos conectando los mejores golpes de poder, incluyendo un upper que hizo tambalear al campeón, pero Velásquez emparejó el cotejo al lograr llevar a la lona al brasileño donde conectó en corto. Dos Santos logró levantarse pero Velásquez lo llevo a la malla donde continuó con el castigo sobre el cuerpo del retador. El variado ataque del méxicoamericano puso en aprietos a dos Santos que se fue al descanso notablemente cansado.

Velásquez salió aun más agresivo en el segundo round y conectó con izquierda y derecha el rostro de dos Santos, mandándolo contra la malla. Parecía que el campeón seguiría su ataque con los puños pero prefirió tratar de llevar una vez más a la lona al sudamericano. Los cambios de estilo de Velásquez fueron eficientes ya que dos Santos solamente apostaba a sus golpes de poder.

Sine embargo, en el tercer asalto dos Santos mejoró y hasta logró conectar a Velásquez con golpes contundentes pero el campeón con menos de dos minutos en el episodio prendió a su rival con una derecha para ponerlo en la lona y cuando parecía que el combate se terminaba una gran voluntad de dos Santos lo ayudó a levantarse y aguantar un tremendo castigo que varias veces lo tuvo al borde del nocaut. Dos Santos milagrosamente terminó de pie el asalto pero a estas alturas ya iba muy abajo en las cartulinas de los jueces.

En el cuarto round Velásquez salió decidido a acabar con la pelea pero dos Santos no cedía a pesar de tener el rostro destrozado y bañado de sangre ensangrentado. Antes de terminar el cuarto episodio dos Santos tenía prácticamente los dos ojos cerrados y su única esperanza era conectar un golpe de poder que le cambiara el rumbo al combate.

En el round final Dos Santos recibió a Velásquez con una derecha recta que causó una cortada sobre la nariz de Velásquez y el méxicoamericano de inmediato fue a buscar derribarlo pero resistió el retador y se fueron a la malla donde la pelea le favorecía a Caín.

Con menos de dos minutos la fuerza extraordinaria que mantenía de pie dos Santos se acabó. Velásquez conectó una derecha plena sobre la mandíbula de dos Santos pero este golpe no fue el que acabo con el combate ya que Velásquez después busco derribar a dos Santos y en su intento logró que la cabeza del brasileño se estrellara con la lona. Dos Santos quedó de rodillas sin reacción y el referí tuvo que intervenir para que no fuera castigado más por el campeón.

En otros resultados Darrell Montague (13-2) fue noqueado con un gancho izquierdo a la mandíbula en el primer round por el incontenible John Dosdson, que mejoró su rosario a 16 triunfos y seis derrotas en la división de los pesos moscas.

En la categoría de los pesos completos Gabriel Gonzaga (16-7) acabó con su trabajo temprano ya que solamente necesito de 1 minuto 33 segundos para acabar con Shawn Jordan (16-4). Gonzaga parecía que estaba en problemas luego de que su rival lo conectara con derecha recta pero Gonzaga contragolpeó de forma brillante con un gancho de derecha que mando a Jordan a la lona. Gozanga bañó de golpes a Jordan que ya no tenía reacción, obligando que el referí interviniera.

En la división de los ligeros Gilbert “El Niño” Meléndez (22-3) y Diego Sánchez (27-5) dieron un emotivo combate sangriento que terminó con los dos gladiadores intercambiando golpes de forma espectacular en los últimos segundos de la batalla, pero fue Meléndez el que se quedó con la victoria por decisión unánime. Meléndez le hizo honor a su origen mexicano ya que se fajo con Sánchez e hizo una brillante pelea de contragolpe para quedarse con el triunfo.

En uno de los combates más esperados de la noche los pesos completos Damiel Cormier (13-0) y Roy Nelson (20-9) decepcionaron porque la pelea explosiva que se esperaba brilló por su ausencia. Pero fue Cormier el que conectó los mejores golpes ante un Nelson que se notó demasiado lento. Cormier terminó por quedarse con una decisión unánime (30-27) y a la vez conservó su invicto.