Congresista Luis Gutiérrez lanza reveladora autobiografía

El puertorriqueño narra anécdotas de su vida, desde que fue taxista y vendedor hasta que llegó al Capitolio.

HOUSTON, TX-. La difícil combinación de ser un puertorriqueño en un mundo de blancos. Esa es la historia que cuenta Luis Gutiérrez, uno de los congresistas hispanos más reconocidos en el Capitolio, en su autobiografía titulada “Sigo soñando”.

Está a punto de cumplir 60 años y aunque tiene planes de seguir representando a Chicago por el partido demócrata por mucho tiempo, decidió presentar sus memorias en un esfuerzo por acercarse más a la comunidad.

En pleno tour para promocionar su libro, el congresista se prepara para hablar con estudiantes de la Universidad Rice en Houston, además de dirigentes académicos. “Tenía algo qué decir, reflexiones que compartir”, explica.

Quien lo conoce sabe que Gutiérrez está lleno de anécdotas. No es para menos, lleva 20 años sirviendo en el Congreso. Esta vez no es una excepción y recuerda un viaje a Puerto Rico donde dos mexicanas insistieron en que su esposa Soraida, tenía nacionalidad mexicana, cuando en realidad es puertorriqueña.

“Esa es la razón por la que él está por los inmigrantes a pesar de ser boricua, porque la quiere a usted”, le dijeron las mujeres. “La gente se pregunta porqué hace eso. Hay muchas preguntas como esa. Para todas, quería dar una explicación respecto a lo que me motiva”, aseguró.

Gutiérrez ha sido arrestado en múltiples ocasiones en protestas por una reforma migratoria. También se ha convertido en uno de los críticos más vocales de la gestión del presidente Barack Obama en este tema.

En sus 413 páginas, el libro recapitula partes importantes de su vida, cómo ha superado los obstáculos que ha encontrado en el camino, entre ellos la discriminación.

La obra parte con el momento en que incendian su casa en Chicago, en un mensaje claro por echar a su familia de un barrio de blancos.

“Soraida y yo ya perdonamos a quienes cometieron ese acto. Espero que hayan buscado paz en su vida, porque toma bastante hacer eso sabiendo que hay una niña, una familia en la casa. Esa es la lucha. Quiero que entiendan que hay un precio que se ha pagado por estar donde hemos llegado hoy”, dice.

“Yo sé lo que es sentirse extranjero de nacimiento en este país. Demasiado puertorriqueño para ser americano. Yo nací ciudadano y me han dicho que me vaya por donde vine. Cuando regresé a Puerto Rico me decían que era demasiado gringo para ser puertorriqueño. Me parece que todo lo que me ha ocurrido en la vida ha contribuido y me ha llevado a este punto”, asegura.

Gutiérrez literalmente abrió la puerta a su vida personal y profesional en este trabajo, dejando entrever su particular sarcasmo y sentido del humor. El libro incluye narraciones sobre cómo conquistó a su esposa, los tiempos en que trabajó como taxista, exterminador y vendedor.

Luego abarca los desafíos en su vida en política, desde las ligas menores en Chicago hasta el Congreso Federal, para finalmente llegar a un análisis de la situación actual y la necesidad de aprobar una reforma migratoria para los 11 millones de indocumentados. Es una puerta a su cabeza y sus recuerdos. El libro fue lanzado en español e inglés.