Vaticano corta debate sobre el divorcio

Vaticano corta debate sobre el divorcio
El Papa Francisco saluda a los fieles antes de oficiar la misa solemne en la plaza de San Pedro en el Vaticano. Se espera que en un año hable sobre el divorcio.

CIUDAD DEL VATICANO/AP — El Vaticano ha eliminado cualquier esperanza de margen de maniobra en una de sus antiguas normas sobre la indisolubilidad del matrimonio.

El jefe de la Santa Sede en materia doctrinaria, arzobispo Gerhard Mueller, escribió ayer que los católicos que se divorcian y vuelven a casarse no pueden recibir la comunión a menos que obtengan una anulación, un fallo de la Iglesia de que el primer matrimonio en realidad no existió.

El proceso de anulación suele durar años y con frecuencia es imposible obtener un fallo favorable.

Meses atrás, la diócesis de Friburgo, Alemania, provocó un escándalo al emitir una guía para que los católicos casados en segundas nupcias puedan soslayar la norma. Se prevé que el Papa Francisco hablará del asunto en una reunión el año próximo.

El artículo de Mueller en el diario del Vaticano parecía tener la intención de poner fin al debate.

De otro lado, La Santa Sede lanzó oficialmente ayer su club de cricket, una iniciativa que apunta a forjar lazos con equipos de otras religiones.

El papa Francisco festejó el lanzamiento con té y sándwiches de pepino, la merienda tradicional de un deporte asociado tradicionalmente con campos de juego impecables y nobleza británica. Pero el Papa por su parte prefiere el fútbol.

Desde hace mucho tiempo el Vaticano promueve el deporte como una actividad buena para el cuerpo, la mente y el alma. El club de cricket es la iniciativa más reciente del ministerio de cultura vaticano para mantener un diálogo con el mundo contemporáneo.

El embajador australiano ante la Santa Sede, John McCarthy, expresó la esperanza de que el Club de Cricket de San Pedro pueda jugar un partido con el de la Iglesia Anglicana en el campo Lord’s en los próximos meses.