Juguetes mortales para Andy López

Un adolescente de 13 años murió por los disparos de agentes del alguacil del condado de Sonoma; el chico traía un arma de juguete

Juguetes mortales para Andy López
Andy López llevaba un arma de juguete cuando fue baleado mortalmente por agentes del alguacil del condado de Sonoma.
Foto: AP

Esta semana otra tragedia y otra vida perdida de manera innecesaria. Andy López Cruz, un adolescente latino de 13 años murió a manos de agentes del alguacil del condado de Sonoma, cerca de Santa Rosa, debido a que los supuestos “agentes del orden” le dispararon porque pensaron que tenía un arma de verdad, pero en realidad traía un juguete que dispara balas de plástico.

Las críticas de la comunidad no se han hecho esperar. ¿Cómo es posible que los agentes hayan respondido con balas de verdad a un jovencito que traía algo parecido a un AK-47? Por supuesto la primera condena es para los responsables de haberlo matado, pero este trágico incidente me recuerda un día que asistí al festival de Día de Muertos en Oakland hace unos años. En esa ciudad teñida frecuentemente de rojo por la sangre de inocentes, vendían unas ametralladoras de juguete en un puesto del festival. Las armas de mentira parecían reales. Y yo pensé: ojalá que ningún padre de familia le compre una de esas a sus hijos, ojalá que prohibieran la venta de esos juguetes. Creo que uno de los problemas de la proliferación de armas en este país y en otros empieza desde los primeros años. Hay otros juguetes menos peligrosos para elegir. También creo que la fatídica respuesta de los policías fue exagerada.