Despiden director de hospital de México donde murió campesino

Autopsia revela que José Sánchez Carrasco murió de congestión visceral generalizada y falla de órganos a raíz de desnutrición crónica. La Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Procuraduría General de Justicia del Estado y Secretaría de Salud investigan quien es responsable de su muerte
Despiden director de hospital de México donde murió campesino
José Sánchez Carrasco, un jornalero en situación de pobreza extrema, murió en el patio del Hospital General de Guaymas 5 días después de pedir ayuda médica.
Foto: Imagen tomada del video en YouTube

José Alfredo Cervantes Alcaraz, director del Hospital General de Guaymas, fue removido de su puesto el viernes, luego que un campesino murió por presunta negligencia del personal del sanatorio.

José Sánchez Carrasco, un jornalero agrícola de 38 años originario de Casas Grandes, Chihuahua, acudió al hospital para asistencia médica, pero en un testimonio que dejó en video, el hombre dijo que le negaron atención porque no podía pagar por el servicio.

Al parecer, el hombre fue atendido inicialmente por deshidratación y desnutrición, pero se rechazó continuar con la atención porque carecía de recursos y de seguridad social.

Desnutrido y deshidratado, falleció en el patio del hospital cinco días después.

Según la autopsia de ley, la causa de la muerte del jornalero agrícola fue una congestión visceral generalizada y falla de órganos a raíz de la desnutrición crónica que presentaba.

El secretario de Salud estatal, Bernardo Campillo García, explicó que el cese de Cervantes Alcaraz es para garantizar la transparencia y objetividad en las investigaciones que realizan la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

También indagan sobre los hechos en torno a la muerte de Sánchez Carrasco la Secretaría de la Contraloría General del Estado, además de la propia Secretaría de Salud para deslindar responsabilidades.

Campillo García subrayó que la investigación llegará hasta sus últimas consecuencias y se aplicarán las sanciones correspondientes. Además, reiteró el compromiso del gobierno estatal de brindar atención en materia de salud a todos los pacientes, sin importar condición social.

“Es algo muy lamentable que alguien muera en esas condiciones, pero el señor fue atendido en el área de Urgencias, se hidrató y egresó del nosocomio, días posteriores fue abordado por el doctor encargado del Seguro Popular para ofrecerle sus servicios médicos, negándose a recibirlos”, dijo.

Dijo que el 15 de octubre Sánchez Carrasco llegó al área de urgencias en una ambulancia de la Cruz Roja que lo recogió en la vía pública de la ciudad de Guaymas y se le atendió por dolor de espalda y deshidratación, se le proporcionó analgésico y alimento.

El funcionario estatal reiteró que se le brindó atención médica, fue diagnosticado y una vez que recuperó su estado de salud fue dado de alta horas más tarde el mismo día que llegó al hospital.

Raúl Ramírez Ramírez, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Sonora, ayer dijo que la muerte de Sánchez Carrasco no tiene justificación, por lo que solicitó a la PDJE que inicie una averiguación previa contra quien resulte responsable.

“Cuando nosotros nos enteramos de la lamentable situación, es algo que de entrada condenamos porque murió una persona en condiciones no aceptables, que atentan en contra del derecho a la salud y a la vida, abrimos una queja de manera oficiosa y solicitamos informes a las autoridades involucradas, pero también solicitamos a la Procuraduría una averiguación previa por los delitos de abuso de autoridad y abandono de persona”, dijo Ramírez Ramírez.

La Comisión abrió el expediente CEDH/111/33/01/1495/2013 y solicitó informes sobre los hechos al hasta ayer director del hospital, Alfredo Cervantes Alcaraz; al área de Servicio Social y al Secretario de Salud del Estado, Bernardo Campillo García.

Las autoridades del Sistema de Salud sonorense cuentan con 15 días por Ley para responder. Concluido ese período, la CEDH interpondrá una denuncia ante el Ministerio Público, si la Procuraduría del Estado no lo hace.

Sin embargo, los involucrados ya rindieron algunos informes preliminares entre los que destaca el argumento de que sí le brindaron atención médica y hasta que el paciente se les escapó.

“Aquí hay que apelar a la sensibilidad humana. Hay indicios de que se le brindó atención médica, pero ese no es el caso, aquí el caso es que el enfermo sale, está ahorita la disputa de que él se escapa, es algo que se tiene que corroborar, pero independientemente de eso, él se queda tirado y muere”, dijo.

El titular de la CEDH de Sonora dijo que bajo ninguna circunstancia se admite que los prestadores de servicios de salud le nieguen la atención a una persona porque carece de recursos económicos.

“Es una obligación atenderlo, independientemente si es público o privado, existe la obligación no solo de objeción de conciencia sino también la obligación legal de que sea atendido, es un derecho humano y cualquier hospital tiene la obligación e hacerlo, sino es abandono de persona y abuso de autoridad por omisión”, dijo Ramírez.

“Nosotros no vamos a dejar pasar esto, no vamos a quitar el dedo del renglón, vamos a estar muy pendientes”, dijo.

Ayer la Secretaria de Salud federal, Mercedes Juan condenó la muerte del Sánchez Carrasco por falta de atención médica, y anunció que se investigará este caso.

La funcionaria dijo que convocará en breve a una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Salud, que aglutina a los titulares de los servicios estatales de salud para marcar directrices con el fin de evitar, en el futuro, casos como este que sucedió en Sonora.

?>