Reviven a la Pastrana, la mujer barbuda (Fotos y video)

La compañía de teatro de Chicago, Colectivo El Pozo relatará la historia de la mujer barbuda mexicana Julia Pastrana.
Reviven a la Pastrana, la mujer barbuda (Fotos y video)
El elenco de la obra 'La Inexplicable Pastrana' durante uno de los últimos ensayos de la obra en la Universidad Northwestern.
Foto: Irene Tostado / La Raza

Chicago.- En febrero de este año y 153 años después de la muerte de la cantante, bailarina y extraño fenómeno Julia Pastrana, la artista Laura Anderson Barbata abogó y consiguió la repatriación del cuerpo disecado de Pastrana desde Oslo, Noruega, hasta su natal Sinaloa de Leyva, México.

Es en el transcurso de su peregrinación, cuando el cuerpo de la Pastrana pasa por el aeropuerto O’Hare, en Chicago, que arranca la obra de teatro “La Inexplicable Pastrana”.

La obra, escrita por Raúl Dorantes y producida por la compañía de teatro Colectivo El Pozo, se estrenará el 31 de octubre y correrá hasta el 17 de noviembre.

Está basada en la vida de una mexicana indígena que obtuvo fama mundial por su parecido a un mono, debido a dos enfermedades: una que cubrió todo su cuerpo de pelos y la otra que desfiguró su rostro.

“El cuerpo regresa a México vía Chicago porque ella quiere regresar a donde fue amada”, dijo Dorantes a La Raza, durante uno de los últimos ensayos de la obra en la Universidad Northwestern.

MIRA LAS FOTOS

SU HISTORIA

La mujer barbuda fue vendida a Theodore Lent, el dueño de un circo, en el siglo XIX. Posteriormente Lent se casó con la Pastrana.

“Al convertirme en la Pastrana, me di cuenta de la fortaleza que tuvo que tener esta mujer para superar muchísimas condiciones, tanto físicas como emocionales y seguir viviendo”, dijo a La Raza la actriz venezolana Paula Ramírez, quien interpreta el personaje de la Pastrana.

Lent la exhibió en circos y ferias junto a otros personajes peculiares. Al morir la Pastrana, debido a complicaciones durante el parto de su único bebe en Rusia, en 1860, Lent momificó su cuerpo y el del bebé, que también murió, y siguió exhibiendo los cuerpos.

“Detrás de tanto vello había una mujer muy talentosa que nadie veía, solamente su amiga, otra bailarina con la que compartía un amor por el arte y el baile”, dijo la dramaturga mexicana Elizabeth Nungaray, quien interpreta a la amiga de la Pastrana en la obra.

“La gente que trabajaba en los circos en el siglo diecinueve tenía que ser muy versátil para ir de una lengua a otra, porque no solamente era ser barbudas o peludas; tenían que saber bailar y cantar”, explicó Dorantes, quien por primera vez incorporó el baile a una de sus obras.

“Definimos las ideas de movimiento dependiendo del ambiente en el que están los actores; en Sinaloa, Rusia, Paris, en el sótano de O’Hare; y qué tipo de posiciones del cuerpo pueden indicar estos espacios”, explicó a La Raza el director de la obra Joel Valentín-Martínez, quien es profesor de danza en la Universidad Northwestern.

“Yo no digo que se vuelva un ícono como lo de Frida Kahlo, pero sí como un referente para pensar qué tanto prejuicio tenemos todavía con alguien que es distinto y que nace con alguna condición física”, dijo Dorantes, quien colaboró con el director jalisciense Valentín-Martínez para convertir sus palabras en movimientos corporales.

LUGAR PRECISO

“La Inexplicable Pastrana”, 31 de octubre al 17 de noviembre, Raven Theater 6157 N. Clark St.

http://raventheatre.com/special-events, $10-$20

MIRA EL VIDEO