Corriendo contra la adversidad

Estos atletas especiales son unos verdaderos campeones por vencer su discapacidad

Corriendo contra la adversidad
Ricardo Corral cuando cruzaba la meta en el Maratón de Nueva York de 2007.
Foto: CORTESIA

NUEVA YORK — Unos corren por la medalla, por subir al podio, por el premio económico. Otros, como el ecuatoriano Ricardo Corral por demostrar que puede vencer a la adversidad.

Corral es uno de los más de 200 atletas que teniendo alguna incapacidad se mezclarán con los casi 50,000 participantes en el Maratón de Nueva York.

Oriundo de Guayaquil, Corral vino a la Gran Manzana en 2001 para el magno evento; salvo el de 2012, ha competido en todos y en 2007 logró ubicarse entre los 10 mejores de la categoría.

Corral, amputado una pierna, contó que siempre le ha gustado practicar el deporte. Por eso, cuando un carro embistió su motocicleta en Guayaquil, en lugar de dejarse morir, decidió continuar con la práctica deportiva.

Contó asimismo que en 2001 cuando se dirigía al aeropuerto para volver a Ecuador sufrió otro accidente automovilístico, que lo envió al hospital por seis meses. “Me dañó la prótesis y la pierna buena que tenía, la derecha”, narró. Se encontró solo, sin amigos, sin familia, sin un lugar al que llamar hogar.

“Tuve que dormir con mi silla de ruedas y una bolsita por una semana en los trenes; después dos semanas en un shelter, hasta que conseguí un trabajito”, continuó. “Alquilé un cuarto en Manhattan y poco a poco fui saliendo adelante y eso me motivó para ayudar a la gente de mi país, con las sillas de ruedas”.

Desde entonces se vincula con ‘Achilles International’, una organización sin fines de lucro que ayuda a deportistas con discapacidad.

“Todos los años invitamos a atletas discapacitados de Ecuador. Les pagamos el pasaje, el hotel”, comentó Corral, quien encontró en ‘Achilles International’ un aliado para continuar con la práctica deportiva.

Ahora, orgulloso, Corral representa a Achilles International, que los ayuda desde los entrenamientos, la inscripción en el Maratón y otros gastos.

Mary Bryant, vicepresidenta de Achilles International, dijo que la idea de la organización es que todos se ayuden.

“Ayudar no sólo en el fortalecimiento del aspecto físico, sino también de la parte emocional, mental, de forma que ellos se sientan importantes”, dijo.

Por eso el Maratón de Nueva York es tan importante porque acuden integrantes de diferentes partes del mundo.

Corral no sólo compite en maratones, sino que practica tenis, canotaje y triatlón. Recientemente se convirtió en el primer ecuatoriano con discapacidad que compitió en un Ironman.