Alivio para militares en activo

Legislación busca ofrecer beneficios fiscales por medio de una exención impositiva
Alivio para militares en activo
Nueva York es el hogar de casi 25,000 miembros en servicio activo de las fuerzas armadas.
Foto: ap

Nueva York — A punto de que llegue el Día de los Veteranos, se presentó una nueva legislación para reducir el costo de propiedad de la vivienda a los neoyorquinos en el ejército y a sus familias, anunció el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

La propuesta, llamada “Alivio de Impuestos para el Servicio Militar Activo” (TRAMS) permitiría a los neoyorquinos en servicio activo en las fuerzas armadas, o a sus cónyuges, solicitar una exención de impuestos del 10% del valor de tasación de su casa.

“Es desgarrador e inaceptable que las familias que se han comprometido a servir a nuestro país están pasando dificultades financieras”, expresó el senador estatal Adriano Espaillat. “Las familias militares están bajo una tensión increíble, y la ley TRAMS les ofrecerá asistencia crítica que le ayudará a pagar las cuentas y proveer a sus hijos”.

Nueva York es el hogar de casi 25,000 miembros en servicio activo de las fuerzas armadas, cuyos niveles de propiedad de vivienda son alarmantemente bajos. Mientras que aproximadamente el 54% de los neoyorquinos son dueños de sus casas, esto sólo ocurre para el 32% de los miembros del servicio militar, según la Fiscalía General.

Ser propietario de vivienda puede conferir beneficios al dueño y a su familia, ofreciendo beneficios fiscales y financieros y facilitando la creación de riqueza a largo plazo.

“Los que han asumido la carga de las guerras más recientes de nuestro país deben poder acceder a todas las prestaciones que correspondan, incluida la asistencia a la propiedad de la vivienda”, dijo Paul Rieckhoff, fundador y CEO de Veteranos de América de Irak y Afganistán (IAVA).

Bajo la ley TRAMS, los miembros del ejército o sus cónyuges podrán inscribirse a través de sus funcionarios de evaluación de impuestos locales, y probar su elegibilidad como miembros del servicio militar utilizando una copia de la orden de despliegue en curso.

El estado reembolsará a los condados y localidades por la pérdida de ingresos por la concesión de la exención, a un costo estimado para el estado de unos $2 millones por año.

Para la mayoría de los miembros del servicio militar, el ahorro ascendería a varios cientos de dólares cada año. A largo plazo, como propietario de viviendas, este ahorro podría significar mucho más, según Schneiderman.

“Los soldados y sus familias hacen enormes sacrificios en nombre de todos los estadounidenses”, declaró el fiscal general. “Al igual que ellos luchan por nosotros, el estado de Nueva York puede apoyar a estos hombres y mujeres valientes”.