Listos para el velorio

Listos para el velorio
Mario Díaz-Balart, reconocido por su lucha en favor de una reforma migratoria, la ha declarado muerta por lo menos por este año.
Foto: Archivo / AP

Política

El 8 de noviembre de 2012, en una entrevista de televisión el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, declaró lo siguiente en referencia al tema de la reforma migratoria: “Un enfoque integral está pendiente desde hace mucho tiempo, y yo estoy confiado en que junto con el Presidente podremos encontrar puntos de interés mutuo para resolver este asunto de una vez y para siempre”.

Y aquí estamos un año después con una reforma migratoria desahuciada y moribunda.

El presidente Obama sigue dando declaraciones a favor de una reforma migratoria que yo honestamente creo que él no desea ver convertida en realidad. A su partido le sirve mucho más que nada ocurra, como arma política en contra de los republicanos de cara a las elecciones del 2014.

Los líderes demócratas y republicanos como Luis Gutiérrez (D) y Mario Diaz Balart (R), que la favorecían, ya la han declarado muerta.

Pero mientras estos personajes están pensando en llamar a la funeraria para organizar el velorio, todavía hay fuerzas políticas que se niegan a renunciar a salvar su vida. El marco legislativo hace virtualmente imposible que en este año se pueda aprobar la ley. Sin embargo, los dreamers y las coaliciones formadas por las diferentes iglesias, los negocios y las fuerzas del orden siguen presionando para que se dé algo antes de que termine el presente período legislativo.

Y uno de los grupos que pregona aquello de “A Dios rogando y con el mazo dando” es la Iglesia católica, que lejos de administrarle la extremaunción a la reforma migratoria, ha organizado este miércoles 13 de noviembre de 2013, día de Santa Francisca Cabrini, patrona de los inmigrantes, un día de acción política.

El objetivo de la Iglesia católica, a través de la “Campaña de Justicia para los Inmigrantes” es que este miércoles todos aquellos que creemos en la necesidad de una reforma migratoria integral nos comuniquemos con nuestros representantes en el Congreso, para hacerles saber que la apoyamos.

El procedimiento es bastante simple, basta con marcar el número gratuito (855) 589 5698, ingresar nuestro código postal, y el sistema automaticamente nos conectará con la oficina de nuestros representantes.

El mensaje que la organización sugiere es “Apoyamos la reforma migratoria integral y nos oponemos al proyecto de Safe Act”.

El Safe Act es un proyecto de ley que pretende la aprobación de una serie de medidas punitivas, una de ellas convertir a los inmigrantes no autorizados en criminales de manera automática.

No todo está perdido, a lo mejor nos corresponde convertirnos en hacedores de milagros y levantar del sepulcro a la reforma migratoria como lo hizo Cristo con Lázaro.

La acción en el Congreso no está en nuestras manos, pero hay que hacer esta llamada y pasar la voz a nuestros familiares y amigos .

No perdamos la oportunidad de hacer oír nuestra voz y quizá lograr que se nos escuche.