EEUU aumenta en $20 millones la ayuda a Filipinas

El secretario de Estado informó sobre más asistencia para cientos de miles de damnificados por el tifón Haiyan

EEUU aumenta en $20 millones la ayuda a Filipinas
El barco militar de EEUU, el USS Antietam (CG-54), se prepara en el puerto de Hong Kong para salir hacia Filipinas cargando parte de la ayuda que suministrará el gobierno estadounidense a los afectados por el tifón Haiyan
Foto: AP

Filipinas — Estados Unidos anunció que está totalmente comprometido con Filipinas para ayudarle a recuperarse de uno de los tifones más destructivos de que se tenga registro y otorgó $20 millones en ayuda inmediata.

La Agencia Internacional de Desarrollo del Gobierno norteamericano (USAID) dijo que la asistencia se usará para proveer albergue de emergencia, alimentos, artículos de rescate, agua y sanidad.

El secretario de Estado, John Kerry, dijo el lunes que la asistencia del gobierno estadounidense ayudará a cientos de miles de filipinos damnificados por el tifón Haiyan.

Kerry dijo que le aseguró al ministro de relaciones exteriores de Filipinas, Albert del Rosario, “nuestro total compromiso para brindarles toda la asistencia necesaria”.

Según una declaración de Kerry, los militares estadounidenses ya están proveyendo respaldo logístico en la distribución de suministros de socorro y la USAID ayuda en la evaluación de la magnitud del daño que dejó el tifón.

El Departamento de Estado también trabaja en el envío de veteranos militares estadounidenses para ayudar a la gente a recuperarse del meteoro.

Previamente el lunes, un avión militar estadounidense con suministros de socorro y un contingente de infantes de marina partió de la capital de Filipinas en ruta al litoral oriental del país que fue devastado por el tifón.

El avión C-130 partió de la base aérea de Vilamor, en Manila, cargado de agua embotellada, generadores de electricidad envueltos en plástico, un montacargas y dos camiones.

Se trató del primer vuelo de socorro estadounidense a la región, donde se teme que hayan muerto unas 10,000 personas y que otras decenas de miles hayan quedado desamparadas como consecuencia del devastador tifón que tocó tierra en el área el viernes.

El vuelo iba en dirección a Tacloban, una ciudad arrasada por la tormenta y desesperadamente necesitada de asistencia.

La USAID dijo el fin de semana que envió un equipo para emergencias a Ormoc —la segunda ciudad en tamaño de la provincia de Leyte, que sufrió el duro embate del meteoro— y sus alrededores. Allí, el equipo encontró que del 80% al 90% de la vivienda de la ciudad quedó dañada o destruida y que los escombros y el tendido eléctrico derribado siguen bloqueando las vías de acceso a las poblaciones afectadas.