Buscan salvar jóvenes del sistema judicial

Buscan salvar jóvenes del sistema judicial
Muchos adolescentes que son encarcelados con adultos pasan a ser víctimas de violencia y no son rehabilitados.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK — Hernán Carvente es un ejemplo que demuestra el porqué los expertos consideran que los adolescentes no deben pasar por el sistema criminal como adultos, sino ser tratados como los jóvenes que son.

Carvente, de 20 años, fue arrestado poco antes de cumplir los 16, y acusado en el sistema criminal juvenil por intento de asesinato después de querer tomar venganza contra uno de los miembros de una pandilla rival en Queens.

“Pasaba por un momento difícil, no tenía una buena relación con mis padres, y por decisión propia entré a ese mundo de pandillas”, dijo Carvente, quien aprovechó la ayuda que se le ofreció para estudiar y dar el examen de equivalencia de la secundaria (GED) y tomar clases de la universidad. “Reconocí lo mal que estaba haciendo y mis padres recapacitaron. Salí con 54 créditos y cuando quedé libre en junio del 2012 empecé a ir a la universidad”.

Muchas de las historias no tienen un final feliz como el de Carvente, de ascendencia mexicana, porque son encarcelados en prisiones para adultos y pasan a ser víctimas de violencia, según los expertos que participaron de un simposio que se dictó ayer en el John Jay College bajo el tema “Reconsiderando la jurisdicción de la corte criminal y juvenil en Nueva York”.

Además, las presentaciones de los participantes en el simposio, indican que a los adolescentes se les niega el trato apropiado para su edad de rehabilitarlos; lo que lleva a los jóvenes a cometer crímenes nuevos y más graves cuando salen en libertad, con mayor frecuencia que los adolescentes que se mantienen dentro del sistema judicial para menores.

Según los penalistas, las investigaciones muestran que los jóvenes reaccionan mejor a intervenciones apropiadas del sistema de justicia juvenil, en vez de ser encarcelados con adultos.

Por eso, después de hablar del tema se buscan posibles soluciones para que se apruebe en Nueva York, el único estado a parte de Carolina del Norte, que trata a jóvenes de 16 y 17 años como adultos en el sistema de justicia criminal que a menudo terminan en las cárceles y prisiones para adultos.

“Debemos tratar a los jóvenes como adolescentes. La investigación es clara: los niños cometen errores de juicio porque sus cerebros no están completamente desarrollados”, dijo Marian Wright Edelman, presidente del Fondo para la Defensa de los Niños. “No tiene sentido que se sentencie a los jóvenes a un camino sin salida, donde están impotentes y sin esperanza debido a las leyes penales anticuadas que no toman en cuenta lo que sabemos acerca de los niños y lo que necesitan”.

Este sistema está siendo utilizado como un programa piloto por la Fiscal del condado de Nassau, Kathleen Rice, quien dará a conocer los resultados en los próximos meses.

Entre las soluciones está la creación de una sala judicial especial para adolescentes, donde un juez, el personal y representantes de organizaciones o programas estén disponibles cuando el joven sea llevado a la corte.