Algunas de las excentricidades del Latin Grammy

El gramófono no es el único regalo que podrán llevarse el jueves; hay obsequios que son también sólo para unos cuantos artistas.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Algunas de las excentricidades del Latin Grammy
Estos son algunos de los obsequios que los artistas latinos podrán obtener.
Foto: René Miranda

En la celebración del Latin Grammy, el gramófono no es el único regalo que sólo unos cuantos podrán llevarse el jueves. Hay algunos obsequios que también, son sólo para unos cuantos.

En el Centro de Convenciones del hotel Mandalay Bay, de Las Vegas, donde se llevará acabo esta ceremonia, está el Salón Oficial de Regalos, lugar en el que únicamente los presentadores y el talento que tendrá presentación en la ceremonia de los Latin Grammy reciben un paquete con varios regalos que tienen un valor en conjunto de 16 mil dólares.

En el pequeño salón, los artista recorren cada una de las mesas en que los patrocinadores les mostrarán las ediciones especiales realizadas para esta celebración o algunas de las novedades que han fabricado, como lo hicieron el cantante de banda El Dasa y la cantante de hip hop Becky G, que pasaron este marte por el salón a recibir sus regalos.

Al llegar, los reciben con un sobre de cupones con valor de 5 mil dólares para asistir a los mejores espectáculos que se presentan en Las Vegas; esto por parte de Pinkberry.

La compañía Wow Wee mostró algunos de sus productos más novedosos en tecnología. Ellos regalaron unos robots (RoBoMe) para teléfonos inteligentes, que responde a comandos de voz, e interactúa con el usuario del teléfono. Además de un marco de arte llamado Art See Studio, para ser utilizado en un iPad, el cual funciona de manera asombrosa, sobre todo para los niños.

La compañía Fuji regaló una cámara fotográfica de impresiones instantáneas. L’oreal les ofreció una gran cantidad de productos de belleza tanto para hombres como mujeres.

Entre los regalos no podían faltar las bebidas. El café cubano Bustelo ofreció prueba de su buen aroma y sabor. Pero lo que resultó irresistible fue el vodka Ciroc, que, para esta celebración, a las botellas les imprimió el sello del Latin Grammy.