Medalla a feminista pro reforma migratoria Gloria Steinem

La legendaria activista y prolífica autora dice que el reconocimiento que le entrega hoy el presidente Barack Obama le sirve de aliento para seguir luchando
Sigue a El Diario NY en Facebook
Medalla a feminista pro reforma migratoria Gloria Steinem
Gloria Steinem alentó ayer a los activistas que ayunan por la aprobación de la reforma migratoria.
Foto: María Peña / La Opinion

Washington – Como militante del movimiento feminista en EEUU, Gloria Steinem ha recorrido las calles y los pasillos del poder en Washington durante más de 40 años. Y seguirá, porque aseguró que la “Medalla de la Libertad” que hoy recibirá en la Casa Blanca es un “aliciente para seguir luchando”.

La activista y prolífica autora de 79 años figura entre las 16 personas que recibirán el galardón de manos del presidente Barack Obama por sus contribuciones sociales; tres de ellas de forma póstuma.

“Está 100% claro que esta medalla es por un movimiento; acá deberían estar otras mujeres activistas. Me siento muy honrada de que esta medalla sea símbolo de nuestra lucha, y cuanto mejor si la entrega el presidente Obama, que (como primer presidente negro) se abrió camino en un sistema de castas”, subrayó.

Steinem, cuyo nombre es sinónimo de la lucha por la igualdad de las mujeres –acuñó la frase “libertad reproductiva”-, ha fundado o cofundado numerosas organizaciones que promueven el bienestar de las mujeres y sus familias.

Antes de recibir el premio, que es la mayor distinción de la Casa Blanca a un civil, Steinem visitó ayer la “carpa comunitaria” en el “Mall” de Washington donde, desde hace ocho días, activistas a favor de la reforma migratoria realizan un ayuno nacional para exigir que la Cámara de Representantes la apruebe.

“Quería que supieran que el movimiento feminista apoya su causa. La inmigración es un asunto humano pero los adversarios de la reforma muchas veces lo pintan como un asunto de hombres malos… cuando no es así y, en realidad, tres cuartas partes de los indocumentados son mujeres y niños”, dijo.

Gloria Steinem cree que el movimiento feminista es necesario en el mundo porque, por ejemplo, las mujeres siguen ganando menos que los hombres aunque tengan el mismo nivel de educación, son víctimas de la violencia de género en mayores proporciones, y carecen de acceso a los derechos humanos básicos.

Según un análisis del Centro Nacional para Leyes de la Mujer (NWLC, en inglés), las estadounidenses que trabajaron a tiempo completo en 2012 “típicamente” ganaron 77 centavos por cada dólar que ganaron los hombres, lo mismo que hace una década, y la tasa de pobreza entre las mujeres fue del 14.5%, la mayor en 20 años.

Pero las mujeres han avanzado mucho desde que obtuvieron el derecho al voto en 1920, porque están dejando su impronta (huella) en la fuerza laboral, en la política y en el hogar, según Steinem.

“Tenemos mejores leyes, y entendemos la falsedad del sistema que veía a la mujer como un ser inferior por su biología, o que solo estaba hecha para tener hijos. Todavía tenemos que seguir luchando contra personas e instituciones que nos quieren reprimir, ya sea por miedo o por sus propias ambiciones”, señaló.

A quienes buscan restringir los derechos de la mujer “les diría que ahora más mujeres votamos, que pondremos atención a las legislaturas estatales y que si no apoyan el deseo de la mayoría, los sacaremos de sus cargos”, advirtió.

La legendaria Steinem, que se describe como una “feminista radical”, no vacila en ofrecer un consejo a las jóvenes: “Reflexionen sobre sus vidas y pregúntense si gozan de la misma seguridad en las calles que los hombres –probablemente no-, si ganan lo mismo que ellos aunque tengan la misma carga de deuda universitaria, y qué pueden hacer para mejorar su condición”.