Madre del ‘Macho’ Camacho: “Mi hijo no está muerto”

Estalla en llanto durante misa para recordar al boxeador a un año de su muerte

Madre del ‘Macho’ Camacho: “Mi hijo no está muerto”
María Camacho (der.) es consolada por amigos y familiares que asistieron ayer a la misa fúnebre a un año del asesinato del boxeador 'Macho' Camacho.
Foto: EDLP / GLORIA MEDINA

NUEVA YORK — El espíritu de Héctor “Macho” Camacho sigue vivo en los corazones de sus familiares, un año después de la trágica muerte del triple campeón de boxeo.

“Estoy destrozada… mi hijo no está muerto, mi hijo vive“, exclamó en medio del llanto María Camacho, la madre del boxeador, quien se salió de la iglesia poco antes de terminar la misa en conmemoración de la muerte del triple campeón quien fuera asesinado de un disparo frente a una negocio en Bayamón, Puerto Rico, el martes 20 de noviembre del año pasado.

“Siento su presencia conmigo y me hace mucha falta”, alcanzó a decir la desconsolada madre antes de regresar a la ceremonia religiosa que se celebró en la iglesia St. Cecilia en Harlem, donde acudieron las hermanas de “Macho” —María Estrella y Raquel— su hermano, quien dijo llamarse Ponchito y otros familiares. Ninguno de los hijos —que están siguiendo los pasos de su padre como boxeador— estuvo presente.

Lo que más extrañan las hermanas del exboxeador boricua es su “sonrisa”, “sus chistes” y lo “buen hermano que era”, según indicaron después de la misa. “La cadena de los Camacho se rompió“, agregó Raquel.

Frente al altar se encontraban dos fotos ampliadas del campeón, de 50 años, rodeado de bellos arreglos florales. En la primera fila, los familiares que todavía se preguntan si hubieran podido evitar esa tragedia.

“A través del tiempo todo se va suavizando, pero al llegar esta fecha regresa el dolor y uno se pregunta ¿Por qué pasó? ¿Qué se hubiera podido hacer para evitarlo?”, dijo Ponchito, quien recuerda a su hermano como un “chico divertido” y “muy humilde”.

Un año después, todavía no hay respuestas de la Policía de la isla caribeña. El o los responsables de la muerte de Camacho, siguen prófugos de la justicia y la familia todavía no sabe nada de la investigación, según Ponchito. En entrevistas anteriores, la madre de Camacho indicó que sólo espera que las autoridades encuentren a la persona que le quitó la vida a su hijo y lo único que desea es poder verle a la cara y preguntarle ¿por qué lo hizo?.

“Macho” Camacho recibió un impacto de bala en la mandíbula izquierda que le fracturó las cervicales número 5 y 6, y provocó una lesión en la arteria carótida que interrumpió el flujo de sangre hacia el cerebro.

Para aliviar un poco el dolor de la familia, han decidido —según Ponchito— escribir la vida del boxeador para hacer una película. “La estamos escribiendo con ‘Machito’ y otros familiares. Se va a tomar un tiempo, pero es mejor hacer las cosas bien”, añadió.

Tras la misa, familiares y amigos se dirigieron al cementerio St. Raymond en El Bronx donde yacen los restos del boxeador. Camacho subió por última vez a un cuadrilátero el 14 de mayo de 2010, cuando perdió frente al mexicano Saúl Durán, antes de retirarse con marca de 79 victorias, seis derrotas y tres empates.