Abren corazones a niños sin hogar

Guía de Regalos

Abren    corazones   a niños sin hogar
El juez Keith A. Carsten (izq.) presidió la ceremonia de adopción en Osceola, aquí junto a Brian y Kalli Britton, su hijo adoptivo Bryson, y Ann Scott (en azul), primera dama de la Florida, entre otros. Cecilia Figueroa

Kissimmee

Treinta menores en la Florida Central fueron adoptados por sus abuelos, padres de crianza y personas que les darán un hogar para siempre, en diferentes ceremonias realizadas en los condados Osceola, Orange y Seminole.

Tras seis años de espera, Fidel Ángel Levia, de El Salvador, y su esposa, Marta Mercedes Artache, realizaron su sueño de convertirse en papás “oficiales” de Tania Santiago, de 6 años, a quien han cuidado desde días de nacida.

“La niña llegó y nos cambió toda la vida. Este es el mejor regalo de Navidad para nosotros”, comentó, entre lágrimas de felicidad, este papá.

La madre puertorriqueña Artache, con dos hijos de 25 y 22 años, dijo estar feliz con su “princesita”, que Dios puso en sus vidas. Su hija cuidaba de Tania, hija de una amiga. Luego, Artache pasó a cuidarla y, finalmente, se encariñó con la menor como su propia hija.

La ceremonia de adopción en la corte de Osceola, presidida por el juez Keith A. Carsten, estuvo llena de lágrimas, anécdotas y risas de padres alegres, con niños sonrientes, junto a un oso de peluche para los niños, donado por Disney.

Al acto asistió Ann Scott, primera dama de Florida, quien dijo estar complacida al presenciar el compromiso que hacían estas familias.

“Estos padres han creado familias para siempre para estos niños de Florida, abriendo sus corazones y hogares para ellos”, dijo Ann Scott.

A lo largo de la nación, al menos 4,500 niños fueron adoptados en el Día Nacional de la Adopción, que sirve para inspirar a otras familias a convertirse en padres permanentes de menores que han sido retirados de sus hogares, debido a negligencia, abuso o abandono. (Ver artículo en la pág. 29).

La organización Community Based Care of Central Florida (CBC), que trabaja para encontrar el hogar correcto para los niños, aún busca 60 hogares para menores y más de 100 menores de todas las edades esperan por un hogar temporal o padres adoptivos.

“Tenemos niños elegibles para adopción. Esperamos que más personas se animen a ser padres, que exploren esta posibilidad. [Trabjamos] arduamente para encontrar hogares para nuestros niños que quieren una familia que los ame”, dijo, Karla Radka, del CBC.

Esta entidad, junto a proveedores locales, han encontrado hogares permanentes para 700 niños en los pasados 10 años. Radka destacó que el proceso de adopción es ágil, con un promedio de seis a ocho meses.

Mientras, la pareja puertorriqueña Lyzzette Marín y Yamil Lugo se convirtieron en papás de Yanielis Lugo, de casi 3 años y hermanita de Yanieel Lugo, a quien habían adoptado de 1 año.

“Quería que los hermanitos estuvieran juntos y así será”, dijo Marín, emocionada por tener su familia soñada, tras no poder concebir.

El matrimonio de 19 años de Brian y Kalli Britton decidieron adoptar a Bryson, de 2 años, para unirlo con sus dos hermanitas, también adoptadas por la familia anteriormente.

“Sentimos ese llamado de Dios y estamos muy contentos”, dijo Brian Britton.