Brasil ya no atrae como antes

Guía de Regalos

Brasil ya no atrae como antes
Diego Costa, de fantástica labor con el Atlético Madrid.
Foto: ap

SAO PAULO/AP — La casaca amarilla de Brasil ya no inspira el respeto de antes.

La camiseta más famosa del fútbol, que alguna vez lucieron Pelé, Garrincha, Tostao, Romario y Ronaldo, no fue lo suficientemente atractiva como para convencer a Diego Costa de que represente a Brasil y no a España en la próxima Copa Mundial.

Hace una década hubiera resultado impensable que un jugador brasileño le dijese no a la “selesao”. Pero cuando hace pocas semanas el delantero del Atlético de Madrid se vio forzado a optar entre su país de nacimiento y el que le dio fama y fortuna, pocos se sorprendieron cuando eligió a España.

Derrotas en los cuartos de finales de los dos últimos Mundiales le quitaron lustre al equipo brasileño, que jugó la final de tres mundiales seguidos entre 1994 y el 2002, ganando dos de ellos.

El Mundial del año que viene se disputará en Brasil, pero el equipo local no es considerado el gran favorito a pesar de que tiene a Neymar, una de las grandes luminarias del fútbol, un técnico ganador como Luiz Felipe Scolari, que sacó campeón a Brasil en el 2002, y de que ganó sin objeciones la Copa de las Confederaciones, aplastando 3-0 a España en la final.

Brasil, después de todo, figura 11mo en la clasificación de la FIFA, detrás de equipos como Colombia y Suiza. Y no sería cabeza de serie en el sorteo del 6 de diciembre a no ser porque es el país anfitrión.

El pentacampeón mundial ni siquiera puede considerarse el gran cultor del jogo bonito, que fue su sello distintivo. La España de Xavi Hernández y Andrés Iniesta es hoy por hoy la abanderada del buen fútbol, acompañado de resultados, ya que ganó el último Mundial y dos veces seguidas la Eurocopa.

De todos modos, es candidata a ganar su sexto. Después de todo, Brasil es Brasil. Jugará en casa y tiene a Scolari.

La defensa es sólida, con Thiago Silva (París Saint Germain) y David Luiz (Chelsea) en el centro, a Maicon (Roma) y Daniel Alves (Barcelona) en la derecha y a Marcelo (Real Madrid) en la izquierda.

Tendrá el apoyo de Paulinho (Tottenham) y Luiz Gustavo (Wolfbur), dos volantes de marca. Oscar (Chelsea) será el encargado de generar juego y Neymar el de llevar peligro al arco contrario.

El equipo, no obstante, tiene varios flancos débiles. El arquero titular es Julio César, cuyo error le costó el partido contra Holanda en el 2010 y quien milita ahora en el Queens Park Rangers, donde no está jugando.

En la ofensiva cuenta para acompañar a Neymar con Fred, lesionado, Hulk, delantero regular, y ha venido contando con el veterano Robinho.

Es probable que sus aptitudes de goleador le hubiesen dado a Diego Costa la titularidad en Brasil. El hecho de que haya preferido a España, donde debe pelear el puesto con varios otros jugadores, demuestra que Brasil ya no es el centro de gravedad del fútbol. Para volver a serlo, deberá ganar el Mundial.