Falsa alarma de pistolero desata temor en Yale

Una llamada anónima desató una búsqueda dentro del plantel universitario de Yale que duró horas. Las autoridades creen que se trató de un engaño

Guía de Regalos

Falsa alarma de pistolero desata temor en Yale
Efectivos de la policía y agentes del SWAT realizaron una búsqueda intensa tras ser notificados de un posible hombre armado en el campus de la Universidad de Yale el lunes, 25 de noviembre.
Foto: AP / New Haven Register

NEW HAVEN, Connecticut — La policía no encontró al hombre armado que presuntamente estaba dentro del campus de la Universidad de Yale. Se cree que la llamada que advirtió de su presencia fue un engaño, dijeron autoridades de New Haven.

El jefe de la policía de New Haven Dean Esserman dijo en una conferencia de prensa que la ciudad de New Haven y el campus de Yale están seguros.

El campus se mantiene en cierre preventivo mientras la policía busca en las habitaciones de los estudiantes para cerciorarse de que no hay ninguna persona armada en el área.

El lunes por la mañana un hombre advirtió a las autoridades mediante una llamada anónima que su compañero de cuarto se dirigía a la Universidad de Yale para dispararle a la gente, lo que llevó a los directivos a cerrar el campus del centro universitario mientras la policía buscaba al pistolero.

La búsqueda, que tuvo lugar durante un período de receso de clases en el mes de noviembre, fue obstaculizada por universitarios que se habían quedado en el campus y que temieron abrir sus puertas, dijo la policía.

El bloqueo fue suspendido parcialmente a las 3:10 de la tarde con excepción de las secciones de Old Campus y Calhoun College.

Un hombre llamó al 911 a las 9:48 de la mañana desde un teléfono público a unas 15 cuadras de la universidad, dijo el agente David Hartman, portavoz de la Policía de New Haven.

“Todo lo que dijo fue que su compañero de vivienda se dirigía a la Universidad de Yale a dispararle a la gente”, afirmó.

Poco después, la policía recibió versiones de testigos que al parecer vieron a alguien con un arma, dijo Hartman. Pero dijo que era posible que simplemente habían visto a los agentes cuando respondían a la llamada inicial.

La policía bloqueó varias calles adyacentes del área de Old Campus, en el centro de New Haven, donde concentraron su búsqueda. En el despliegue participaron varios departamentos de policía, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y otras agencias federales, señaló Hartman. Las autoridades revisaban los edificios, cuarto por cuarto, agregó.

La universidad sugirió a sus alumnos y trabajadores que se refugiaran en lugares seguros y pidió a otros que se mantuvieran lejos del campus.

Yale ha sido objeto de violencia en el pasado. En mayo del 2003, una bomba estalló en un aula vacía y en una sala de lectura adyacente.