Sospechosos de caso de “esclavas” eran maoístas

La pareja acusada de esclavitud en Londres, fue activista del Mao Zedong Memorial Centre, en Brixton, reveló la BBC

Guía de Regalos

Sospechosos de caso de “esclavas” eran maoístas
El inspector de la Policía Metropolitana de Londres, Kevin Hyland, dijo que las mujeres lloraron al ser rescatadas.
Foto: EFE

Londres.- La pareja sospechosa de retener supuestamente como esclavas domésticas a tres mujeres en una casa de Londres durante más de 30 años era activistas maoístas, reveló ese lunes la BBC.

Según la cadena británica, los captores son Aravindan Balakrishnan, de origen indio, y su mujer, Chanda, oriunda de Tanzania, que estuvieron vinculados a un centro maoísta del barrio de Brixton, en el sur de Londres, en los años 70.

Al parecer, los dos eran destacados activistas del Mao Zedong Memorial Centre, en Brixton, que en los años 70 fue registrado por la Policía en un operativo en el que cinco personas fueron detenidas, entre ellas los supuestos captores de las tres mujeres.

Scotland Yard, que no confirmó ni negó los nombres de la pareja, informó este lunes de que la edad del hombre sospechoso es 73 años y no 67, como se informó la semana pasada, y de que la investigación se ha ampliado a 13 domicilios en la capital.

La historia de las mujeres -una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30- salió a la luz el pasado jueves cuando los dos supuestos captores fueron detenidos, si bien fueron puestos un día después en libertad bajo fianza hasta el próximo enero.

Según los testimonios de las mujeres, pasaron más de 30 años retenidas en contra de su voluntad en una vivienda.

Las tres fueron rescatadas el pasado 25 de octubre después de que la irlandesa hiciera una llamada de teléfono, el 18 de octubre, a la organización no gubernamental “Freedom Charity” que, a su vez, informó de la situación a la Policía de Londres.

La Policía ha indicado que las tres sufrieron abusos emocionales y físicos y que se trata de establecer cuáles fueron las “esposas invisibles” que las mantuvieron encerradas tanto tiempo.

Las tres son cuidadas y atendidas actualmente por una ONG británica en un lugar seguro, según “Freedom Charity“.

Las fuerzas del orden señalaron el fin de semana que es un caso muy complejo y que las tres conocieron a sus captores porque compartían la misma “ideología política”.

Además, todos comenzaron a vivir juntos en un “régimen colectivo” en la casa, pero “de alguna manera ese régimen de colectividad llegó a su fin”, señaló la Policía de Londres.

La fundadora de “Freedom Charity” (dedicada a ayudar a menores vulnerables), Aneeta Prem, ha asegurado que las mujeres vivieron en “horribles condiciones” en la casa.