Pequeños negocios luchan por sobrevivir

Pequeños negocios luchan por sobrevivir
Para el dueño del restaurante El Barrio Juice Bar, el desafío principal es el costo del alquiler y las constantes multas.
Foto: Especial para EDLP Victor Matos

Nueva York — La semana de Acción de Gracias es época de mayores ganancias para muchas empresas. Pero este no es el panorama para los pequeños negocios. Pese al gran aporte de este sector a la economía de la ciudad, estos negocios enfrentan serios desafíos económicos.

“Los días siguientes a Acción de Gracias es una mala época para el negocio, pero en los últimos días enfrentamos la peor racha de todos los años”, se lamentó Michelle Cruz, propietaria de la cafetería East Harlem Café en Manhattan. “En viernes negro el panorama en ventas fue realmente negro. Recibimos muy pocos clientes”.

Desde hace cuatro años se conmemora el Día de los Pequeños Negocios precisamente durante el fin de semana de Acción de Gracias. Esta iniciativa busca impulsar las ventas de las pequeñas empresas.

José Galarza es otro empresario que enfrenta un panorama difícil luego de Acción de Gracias. El puertorriqueño prefirió cerrar por algunos días su restaurante Sabor Borinqueño, en Taino Towers, ante la falta de clientes.

“Tengo una década en el negocio, pero desde 2006 las ventas decayeron. En los últimos años es peor, muchos nuevos negocios ha cerrado en el vecindario”.

Para el mexicano Marcos Flores, dueño del restaurante El Barrio Juice Bar, su preocupación es el costo del alquiler y las constantes multas que otorgan las autoridades. Su local paga $4, 250 por mes.

“La renta sube cada uno o dos años, pero no las ganancias”, dijo con frustración. Además dice:

“yo pagué decenas de multas de entre $400 y $1,600 por faltas menores”, comentó. “La ciudad se beneficia de nuestra existencia, pero poco nos ayuda para crecer”.

José Garza, presidente de EHBCC, indicó que la falta de fondos impide a su organización realizar una encuesta que ofrezca cifras de los negocios cerrados. “Muchos de los restaurantes nuevos que se enfrentaron a las multas de la ciudad cerraron y se mudaron a El Bronx. El alto alquiler es otros de los yugos más pesados para los comerciantes latinos”, comentó.

Garza apuntó que el limitado uso de mercadotecnia y tecnología es otro de los factores que no ayuda a los pequeños negocios a crecer. De acuerdo con Center for an Urban Future, el 29% de los pequeños negocios no tiene una página web.

Un reciente informe de la oficina del Defensor del Pueblo, destaca que el 48% de los pequeños negocios pertenecen a inmigrantes, la mayoría de China, República Dominicana, Corea, India e Italia.